SONIDOS DE IBEROAMÉRICA

Tag archive

Ruido Fest 2017

¡Las caras del Ruido Fest!

en Signos Vitales por

Los protagonistas de un concierto no es tanto la banda o la música, si bien el elemento principal es obviamente las reverberaciones sonoras que salen de los instrumentos de un artista o agrupación, sin una audiencia, no le podríamos llamar concierto.

La unión en masa para escuchar música es lo que hace que la música cobre vida, las reacciones de todos los que compraron un boleto para ver a su banda favorita es lo que hace que cada concierto sea diferente. Todos tenemos una conexión diferente con la música y ese conjunto de emociones, es lo que los artistas perciben arriba del escenario.

Con esto en mente, retratamos algunas de las caras del Ruido Fest, aquellos que llenaron el parque Addams Medill Park en el Barrio de Pilsen, ya sea como fanáticos de una agrupación, o simplemente para disfrutar de un fin de semana lleno de música en vivo.

Sábado y Domingo: Un fin de semana en el Ruido Fest

en Signos Vitales por

En Chicago se encuentra uno de los epicentros latinos de Estados Unidos, cerca de las estaciones de metro Damen y 18th, hay un barrio en el que parece que estás en la Ciudad de México, Bogotá, Puerto Rico, Caracas o cualquier otra metrópoli latinoamericana. Hay paisanos por todos lados, anuncios en español y un olor a deliciosa comida regional. ¿Y cómo olvidar la música? Imperan las rancheras, la banda, un poco de cumbia, alguno que otro bolero tradicional, y por supuesto, el rock.

Por eso le ha ido tan bien al Ruido Fest, y si bien, la asistencia varia dependiendo de las bandas que conforman su cartel, durante los últimos dos años, no ha habido escasez de audiencia. La tercera edición no fue la excepción.

En nuestro primer día en el Ruido Fest vimos a Cultura Profética, Bomba Estéreo, Titán, Desorden Público, Gepe y Adán Jodorowsky, y puedes leer acerca de todo lo que vimos AQUÍ.

Pero a pesar de que el viernes fue un día memorable, el sábado y domingo fueron los días más emocionantes del festival; hubo más gente, y sobre todo, más ruido y pasión por el mismo.

El sábado todo empezó con Las Piñas, un dúo de chicas, acompañadas por un bajista, que toca un garage lo-fi que enamora a pesar de ser sucio. Desgraciadamente en el escenario donde se presentaron no había mucha gente, y aún así, las pocas personas que estaban escuchando parecían disfrutar la música de las argentinas.

Su set terminó con un cover a “Maldito” de Jessy Bulbo, un tema que no estaba en su setlist, pero que decidieron tocar porque la poca gente que las estaba viendo, pidieron otra a gritos.

Siguiendo con el garage y lo-fi desenfrenado, Los Nastys se encargaron de darle el toque frenético al festival. Su set estuvo lleno de gritos, y desplantes catárticos que terminaban en el suelo del escenario, y todo con un sonido disonante que extrañamente sonaba digerible.

El calor era incesante, a tal grado que parecía que nuestra piel se tostaba con cada minuto que estábamos fuera de la sombra. Y al estar de frente al sol, Los Nastys sufrieron de lo mismo, pero ellos lo supieron a aprovechar, y el sudor los ayudó a tocar aún más rápido y pesado.

El lugar de Camilo Séptimo en el festival estaba agendado para el sábado a las 3 de la tarde en el escenario verde, pero un día antes de que el festival empezara, compartieron un video en el que sus miembros contaban que debido a que les habían denegado la visa de trabajo, no se podrían presentar en el Ruido.

En su lugar The Wookies se presentaron en el escenario verde y a pesar de que muchos parecían nunca haberlos escuchado, el festival enloqueció con su música, que ellos mismos describen como una combinación entre electro y techno 100% mexicano.

   

Hubo saltos, empujones, crowd surfing y un circle pit de baile que no paró durante los 50 minutos que duró el set de los músicos. Inclusive, uno de los Wookies se bajó del escenario, se salto la barda que separaba a la audiencia y empezó a saltar junto con todos los presentes.

La primera vez de los Wookies fue todo un éxito, y el hecho de que hayan tenido que reemplazar a Camilo Séptimo, fue un accidente que benefició tanto a la banda como al festival.

 

En el escenario azul era turno de El Guincho, y a pesar de que son un gran conjunto con toques psicodélicos y electrónicos, era imposible que obtuvieran la misma respuesta que con The Wookies, y no por su talento, sino porque se tratan de dos géneros muy distintos; uno que evoca más fiesta, y otro un poco más tranquilo, pensado para momentos más relajantes. Pero a pesar de  la enorme diferencia que hubo ente ambos artistas, la gente lo disfrutó. Algunos se sentaron en el suelo, otros simplemente se acostaron y disfrutaron del momento. Un breve limbo antes de la destrucción que le seguiría.

La presencia de su Majestad Imperial Silverio se presagió cuando en el escenario verde los stage managers trajeron una mesa y un par de consolas envueltas en plástico anti-agua. Aunado a esto, también se montó una red de protección al escenario, una barrera que no permitiría el paso de ningún objeto que fuera arrogado.

El show de Silverio fue probablemente un highlight de todo el festival, y no tanto por la música de su Majestad, sino por la reacción de la audiencia ante lo que estaba escuchando, y por supuesto, la energía del ente que hacía electrónica con sólo un calzón rojo. “Aviéntenme a su hermana, pinches putos”, gritó a todo pulmón, y en menos tiempo de lo que pudo decir, “aborígenes”, ya había vasos, latas, botellas y todo tipo de parafernalia volando hacía el escenario. Nunca paró.

La gente estaba fascinada y enérgica con las canciones de Silverio, y durante todo su set, la gente no paró de saltar y de gritarle groserías. Tal vez por eso, al final de su set, se subió a la mesa de sus consolas y se quitó la única prenda que tenía puesta en ese momento. Lo olió, lo aventó al público y se fue.

El sol seguía azotando el festival, y para el set de Javiera Mena, el calor llegó a su cenit, pero eso no paró a la gente de ver a la chilena hacer de las suyas con sus sonidos pop y electro que ya son famosos por toda Latinoamérica.

Acompañando a Javiera, dos bailarinas con coreografías muy bien planeadas, estuvieron contorsionando su cuerpo al ritmo de las canciones de la artista, lo que le dio a su show un toque hipnotizante, que no tenía mucho que ver con que las bailarinas estuvieran guapas, sino porque se movían de manera muy extraña.

A mitad de su set, Javiera presentó a Gepe y la acompañó para cantar “Sol de invierno”, una canción que ya cumplió 11 años. Los fanáticos de ambos, se volvieron locos.

La canción colaborativa entre Javiera y Gepe, dio paso a Band of Bitches en el escenario azul, una presentación que empezó algo plana porque la gente ya estaba cansada, pero entre más caía el sol, y las canciones seguían sonando, la gente se fue conectando más y más con la banda. Casi al final de su set, cuando tocaron “Sonido Papocho”, la audiencia empezó a bailar y saltar como si se trata de su último concierto, y todo terminó con gritos de “otra, otra, otra”. Pero era turno de Los Amigos Invisibles en el escenario verde.

Desafortunadamente, ésta fue la última banda que pudimos ver. Nos tuvimos que perder a dos de los headliners, pero por un par de conocidos dentro del festival, nos enteramos de todo lo que pasó; Los Amigos invisibles fueron ovacionados, pero sólo serían los que calentaran motores para uno de los actos más esperados: el 20 aniversario de ¿Dónde jugarán las niñas?

Julieta Venegas emocionó a muchos, y nos dijeron que sus canciones fueron cantadas todo pulmón, pero que Molotov se llevó toda la locura del festival. Canción tras canción, los cuatro integrantes de la banda de Ciudad de México, enloquecían más y más a sus asistentes, hasta que inclusive decidieron subir a uno de los miembros de la audiencia que estaba vestido de Chapulín Colorado.

Así acabó el segundo día del Ruido Fest.

El sábado fue un día lleno de desplantes musicales increíbles, pero los que más nos impactaron fueron los actos electrónicos, y al final, la reacción de los chicanos del barrio de Pilsen ante uno de los álbumes más icónicos de Molotov, y a pesar de que hubo un enorme derroche de energía de parte de la audiencia, y de nosotros, no podíamos perdernos el tercer día del festival, por lo que decidimos llegar temprano.

La primera agrupación que vimos fue Sierra León, una banda del norte de México que tiene un sonido pesado pero accesible, y que a pesar de no tener tanto tiempo de haberse formado, su sonido está tan pulido que parecen llevar décadas.

Desgraciadamente no había mucha gente viéndolos, ya que les tocaba abrir el escenario azul, y después de un día lleno de energía, los asistentes tenían que descansar un poco más de lo habitual. Afortunadamente, los pocos que los vimos, nos sorprendimos por la energía que la agrupación de cinco logra transmitir.

Una vez que terminó Sierra León, era turno de Disco Las Palmeras!, una agrupación española que comparten sonido con Los Nastys, quienes de hecho, estuvieron viéndolos desde a audiencia. Pero por desgracia, a pesar de que parecían disfrutar de tocar en vivo, la banda no se dirigió a la audiencia en ningún momento, más que para saludar y despedirse; muy agradecidos por que los hubieran invitado.

Si bien el sonido de Disco Las Palmeras! evoca destrucción, lo más probable es que la gente se hubiera emocionado más, si la banda hubiera tocado más tarde, o al menos en un lugar con más sombra, ya que una vez más, el sol y el calor hacían de las suyas en el Ruido.

Después de terminar con la agresividad sonora, era turno de Extraperlo de subirse al escenario; “Estamos muy agradecidos con el Ruido Fest por habernos hecho parte de su cartel y estamos muy contentos de que el primer festival en Estados Unidos en el que nos presentamos sea latino”, dijeron los integrantes de la banda.

 

Sus canciones eran justo lo que la audiencia necesitaba; algo tranquilo que oscilara entre el chill-out y la electrónica, con unos pequeños toques de jazz, y otros de rock.

Por su parte, en el escenario azul el trio de chicas de Ruido Rosa, se preparaban para la distorsión casi sludge de su música. Y a pesar de que las tres parecían tener muchas ganas de tocar en vivo en el festival, la energía no se logró transmitir por completo a la audiencia; al contrario, lo pesado de la música, sólo se sumaba al bochornoso clima, y si bien nunca fue incómodo, no era el mejor momento.

 

Creemos que a las chicas de Ruido Rosa les fue bastante bien en el after, en donde tocarían en un lugar cerrado, y ante menos gente, lo que seguramente evocó muchísima más energía.

En el escenario verde, Sputnik se presentaría ante más de una decena de chicanos que a pesar de disfrutar de su música, no trasmitieron mucha energía; hubo un par de empujones, alguno que otro salto, pero no hubo mosh-pits, ni tampoco crowdsurfing. Eso sí, los integrantes de la banda gritaban, saltaban y dieron un gran show.

El sol llegó a su punto más molesto y caluroso, y fue entonces cuando Buscabulla se subió al escenario principal del festival. Todos estaban vestidos de blanco y parecían salidos directo de una playa, lo cual iba por completo con el mood de su música.

Después de las primeras canciones, y con un olor imperante a María y Juana, la gente se comenzó a relajar y disfrutar de la presentación de banda neoyorquina, quienes hipnotizaban con sus grandiosos temas de chilwave y pop.

Cuando era turno de Alex Anwandter de subirse al escenario principal, el sol ya estaba pereciendo, por lo que se sentía una energía renovada en el festival. También tiene que ver que muchos estaban esperando al músico chileno con ansias, de hecho, en las primeras filas al escenario,había muchos trasvestis que gritaban el nombre de Alex frenéticamente, y una vez que salió, la gente se volvió loca.

El electro-pop de Alex logró armar una gran fiesta en el festival, y hasta los que estaban con los brazos cruzados viéndolo, por unos momentos comenzaron a bailar, tal vez hipnotizados por el poder en vivo de su música.

 

Uno de los actos más esperados en el festival era Fobia, o al menos, lo que queda de la agrupación, por lo que cuando fue su turno de subirse al escenario principal, fueron recibidos con una gran ovación.

Sonaron las canciones clásicas de la banda, y todas fueron coreadas a todo pulmón, tanto que a las afueras del festival se podían escuchar los gritos de la gente. Pero el momento sorpresa llegó al final de su set, cuando era turno de que tocaran “Microbito”.

“Muchas gracias a todos los que siguen queriendo ésta canción después de todos estos años”, dijo Leonardo de Lozanne e inmediatamente después, presentó a Alejandro Marcovich, quien los acompañó a tocar la corta canción con su Les Paul.

 

Antes de que siquiera acabara la memorable colaboración, Mon Laferte ya estaba tocando en el escenario verde. Entre las palabras “quisiera ser un microbito”, sonaban los lamentos de “Tormento”, y cuando volteamos a ver hacia el escenario, ya había centenas de personas viendo a la chilena derramar su alma en el escenario.

El año pasado Mon Laferte iba a tocar en el Ruido, pero por una cosa o por otra, tuvieron que cancelar su presentación, por ello, la cantante pidió perdón y se dedicó a dar un gran show, uno en el que bailó, se bajó del escenario a cantar junto con la audiencia e inclusive tocaron “Si Alguna Vez”, un cover de Selena con toques de ska.

 

“Muchas gracias Chicago”, dijo Mon para despedirse, y dando besos al aire se fue del escenario para dar paso a Intocable en el escenario principal, pero esa ya es otra historia.

Primer Día del Ruido Fest: el punto de encuentro para disfrutar de los sonidos iberoamericanos

en Signos Vitales por

Así arrancó Ruido Fest, uno de los festivales que se ha convertido en un espacio para celebrar a la música iberoamericana.

La tercera edición del Ruido Fest empezó a lo grande con agrupaciones de todo tipo de géneros unidos por una identidad musical hispana y/o latina. No importa si se trataba de una banda de ska de Venezuela, una banda pionera de electro-pop mexicana, o una agrupación de reggae oriunda de Puerto Rico, el festival y su audiencia los recibió con unas grandes ganas de bailar, empujarse y cantar.

El día empezó en la tarde de la mano de Silver Rose, la agrupación disonante y melancólica de Carla Sariñana, la bajista de Ruido Rosa. Y a pesar de que no había mucha gente viendo, las pocas personas que presenciaron las pesarosas pero tiernas canciones de la banda, quedaron extasiados por haber llegado temprano al festival; la distorsión de la guitarra, aunado a los ecos en la voz, junto con los golpeteos violentos en la batería, le dieron una atmósfera única al evento, una en que no terminaría hasta el final del festival.

 

Adán Jodorowsky fue el encargado de abrir el escenario azul, y a pesar de ser uno de los primeros actos del evento, logró convocar a más  personas que estaban ansiosos por verlo y escucharlo.

Lo curioso de su presentación, más allá de sus personalidad, o del hecho que canta en diferentes idiomas, es que la banda con la que tocó el hijo del  cineasta, se formó a través de redes sociales. Al convocar a músicos en un post de Facebook, Adán encontró una manera muy extraña de improvisar con gente que no conocía, y que de alguna manera, le dieron al show un toque de emoción e impredecibilidad.

Representando a Chile, Gepe se subiría a un escenario en Chicago por primera vez, y al ser su primera presentación en la Chi-Town, el músico se esforzó porque fuera memorable. Cantó feroz , bailó brutal y tocó la batería como un salvaje. Se notaba, sobre todo en las canciones de su nuevo álbum, Ciencia Exacta, mismas que está presentando por todo el mundo.

En ésta ocasión Gepe no traía un chaleco de lentejuelas, tampoco a las bailarinas que amenizan su música, sólo traía pasión por tocar en vivo y un par de músicos que lo acompañaron.

En el Silver Stage, Tritón Soundsystem nos recordó los buenos tiempos del ska, aquellos en los que todavía no sufría mezclas extrañas con otros géneros. Chema Skandal, el artista e ilustrador mexicano, es el que estaba detrás de las consolas, y con un look de rudeboy, le hacía honor a su nombre.

Mientras tanto en el escenario verde, Jessica Hernández and The Deltas hacían lo suyo con un desplante ecléctico de música que oscilaba entre el punk, el rock e inclusive el rockabilly. La energía de Jessica contagiaba a todos los que la veían, y junto con ella, saltaban, se empujaban y gritaban.

Pero el primer día del Ruido Fest no le pertenecía a ninguna de las bandas pequeñas, mucho menos a las que aparecían en grande, sino a una agrupación de ska venezolana que venía a celebrar el 20 aniversario de su cuarta producción discográfica. Se trataba de Desorden Público, quienes fueron recibidos con una efusión y una alegría que muchas agrupaciones envidiarían.

A pesar de no tocar el álbum completo debido al límite de tiempo, sonaron algunas de las canciones más icónicas y populares del disco. “Allá Cayó”, “Molotov Love”, “El Racismo es una enfermedad”, y “Valle de Balas”, fueron canciones que nos recordaron cómo solían ser los conciertos antes de que los celulares existieran; mosh-pits, gente saltando y gritando las letras de las canciones.

Desorden Público se llevó al festival.

Una hora después, una vez que recuperamos nuestras fuerzas del skanking mortíferamente divertido, era turno de Titán de tomar el escenario verde. La banda pionera del electro mexicano no decepcionó, y a pesar de que empezaron con una cara de hartazgo y flojera (después de una larga noche en la que dieron una presentación en L.A.) , conforme iba avanzando su setlist, la banda se prendía más y más, hasta que al final, lograron sonreír. Como acompañante en la batería estuvo Elohim Corona, mejor conocido por ser el baterista de Moderatto. Ahora también le da poder a la música de Titán, el proyecto alterno de su compañero Jay de la Cueva.

 

En el escenario verde, Bomba Estéreo se preparaba para dar una cátedra parecida a la de Titán, pero con ritmos propios de Colombia, su país natal.

La banda liderada por Simón Mejía y Liliana Saumet fue la única que se acercó a Desorden Público a la corona del primer día del Ruido Fest, ya que la banda colombiana sigue teniendo la misma energía que hace 10 años. Tal vez por eso la canción “Soy Yo“, en la que Liliana habla de cómo la edad no la ha cambiado, causó una catarsis en la audiencia.


Fue una hora con 15 minutos de una fiesta que pareció durar menos de 10 minutos. Bailamos tanto que el tiempo se nos fue en un abrir y cerrar de ojos.

Cultura Profética se encargó de darle un final refinado al Ruido Fest con su reggae de sonido casi impecable. La banda de Puerto Rico nos atrapó a todos en un mundo lleno de amor, sensualidad y placidez, uno en la que aunque no estuviéramos pachecos, nos sentíamos en las nubes.

 

Los Signos Vitales de Ruido Fest

en Signos Vitales por

Te compartimos las novedades, momentos climáticos esperados y canciones que sonarán por primera vez en el escenario de Ruido Fest.

Solo faltan unas horas para encontrarnos Ruido Fest uno de los festivales que, con dos ediciones, se ha convertido en un espacio para celebrar a la música latinoamericana y unir a los nuevos talentos con la columna vertebral que le ha dado esencia e identidad a la música latina. Y no sólo asiste el público latino que radica en Chicago, si no que es un punto de encuentro para los seguidores de la música iberoamericana.

Desde que conocimos el cartel en el SXSW, los primeros nombres que llamaron la atención fueron Molotov, Julieta Venegas, Cultura Profética, Víctimas del Doctor Cerebro, Titán, Desorden Público e Intocable acompañados por Alejandro Marcovich. De las propuestas emergentes convivirán en el mismo escenario desde Wet Baes, Mylko, Las Piñas, Clubz hasta Sotomayor, Disco Las Palmeras!, Extraperlo o Novededes Carminha. 

Mientras pasa el tiempo para estar en el festival, poco a poco revelaron más sorpresas que nos esperan el del 7 al 9 de julio en el Adams/ Medill Park . Tres de esas sorpresas fueron la noticia de la escucha completa de discos representativos en la carrera de Las Víctimas del Doctor Cerebro, Molotov y Desorden Público en el escenario del Ruido Fest. Además se agregaron nuevos nombres al cartel con Sierra León, Sputnik y Enrique Tobias.

Además de disfrutar de esos tres discos clásicos iberoamericanos, la gran mayoría de los proyectos y bandas que integran el cartel, tienen novedades en su andar y probablemente el escenario del Ruido Fest será uno de los primeros en los que se escucharán estas canciones. Acá te compartimos las novedades que seguramente escucharás en el Ruido Fest, esos Signos Vitales que demuestran la vitalidad de este festival:

Bomba Estéreo

 El pasado 15 de julio, el cuarteto colombiano daba la primera llamada para descubrir su próximo disco con el lanzamiento del primer sencillo: “Duele”.

Este lanzamiento llega con un video denominado por Bomba Estéreo como “toda una novela psicodélica”. Imagina que mientras vas al supermercado encuentras a tu pareja con alguien más, la impresión te transporta a otra dimensión calurosa y todo termina cuando encuentras la mejor venganza (en el momento) para desquitar tu furia tras el engaño. De eso va el nuevo corte audiovisual de Bomba Estéreo:

Titán

 Desde que regresó Titán en la edición 2016 del Festival Ceremonia, la agrupación se ha mantenido bastante activa a través de presentaciones por todo México e inclusive un par de fechas internacionales.

Regresaron con Dama Fina, un álbum que tiene una ambición sonora increíble, y además cuenta con invitados de talla como El Columpio Asesino, desde España, y la leyenda del synth-pop y el new wave inglés: Gary Numan. Éste último, además de ser un invitado a cantar, también fue parte del video que acaban de estrenar hace unos días: “Dark Rain”.

Cultura Profética

Los puertorriqueños de Cultura Profética no paran de sorprendernos. “Música sin Tiempo” es el nuevo adelanto del que será su próximo álbum y se espera que sea lanzado en el verano. El tema lo escribió Willy Rodríguez, voz de la banda y para el describe lo que significa la música en sus vidas.

Este nuevo sencillo es un himno al arte que Cultura Profética ha hecho desde 20 años atrás: la música. Lo increíble de esta canción es la manera en que fluyen los instrumentos y la elegancia que le aportan con el implemento del saxofón y las percusiones. No importa en que lugar ni en que momento la escuches, basta con cerrar los ojos para llenarnos de tranquilidad con esta nueva canción de Cultura Profética.

Gepe

 El músico chileno llegará al Ruido Fest con Ciencia Exacta, su sexto disco de estudio y uno de los más íntimos de su carrera. “Yo creo que este disco tiene mucho que ver en cuanto un montón de aspectos a lo que hacía en un principio de mi carrera, por ahí del disco Gepinto o del disco Hungría. Todo bastante intuitivo y lo trato de mantener simple, sin mayores complicaciones”, contó Gepe en una entrevista para Signos.

El primer sencillo del disco fue “Hablar de ti” porque fue la primera canción que Gepe hizo para el disco. Gepe estrenó el video para este primer corte, en el que vemos una íntima fiesta y (casi) todos los instrumentos que imaginamos en la primera escucha de la canción.

Mon Laferte

 La historia de éxito de Mon Laferte en los últimos dos años es algo que ha estado sumamente documentada por medios y ella misma lo comparte en redes, pero en mayo del 2016, se enfrentaría a uno de los retos más grandes de su carrera: regresar a los escenarios chilenos.

Ese momento en su vida quedó registrado en el documental que lanzó el 13 de junio, bajo el título Un Alma en Pena. Acá lo puedes checar y conocer más de su historia.

Alex Anwandter

 El pasado 22 de junio Alex Anwandter lanzó un sencillo más de su disco Amiga. “Cordillera” fue la canción seleccionada para representar una etapa más de su álbum del 2016. Lo que tiene de importante “Cordillera” es seguir con el discurso que plantea con “Siempre es Viernes en mi Corazón”, donde “lo personal es lo político” y la posibilidad de visibilizar problemáticas que comparte cierta comunidad.

Ahora ese discurso se manifiesta de una manera visual con el video para el tercer sencillo de Amiga:

Clubz

 “Áfrika”, el tercer sencillo que conocemos de Destellos el primer y muy esperado LP del dúo mexicano Clubz. Este álbum saldrá hasta el 8 de septiembre, pero por el momento ya conocemos tres de sus canciones: “El Rollo” y “Popscuro” y serán canciones que estarán presentes en el Silver Stage de Ruido Fest.

Wet Baes

 La gente busca sentir algo en cada elemento con el que se encuentra y eso es lo que Andrés Jaime trate de producir en cada sonido que crea. Con tan solo 20 años y mejor conocido como Wet Baes, el viernes 9 de junio al fin conocimos el primer material de su corto, pero brillante andar musical: Changes.  

 Como productor y músico, ahora comparte ocho canciones con una esencia que nos hace viajar en el tiempo entre texturas, capas y sonidos que recrean una nueva etapa musical para cada escucha.

 

Simpson Ahuevo

 “El de la A mijo, de nuevo en el micro, una vez más te rimo, encimo palabras con demasiado ritmo, es himno…”, así es, de nuevo en el micro regresa Simpson Ahuevo y “Jaque Mate” es un adelanto del próximo disco, que aún no tiene nombre, pero da su primera señal de vida. Fiel a un estilo lanza una declaración sobre su pasión por lanzar rimas y enfrentarse a otros emcees, al público, pero siempre acompañado por sus amigos y palabras que son sus mejores armas.

Además, la canción viene acompañada por un video en el que vemos lo que parece ser un día común en la rutina de Simpson Ahuevo.

Sotomayor

En plena gira por 12 ciudades de México y previo al show que darán en Ruido Fest, los hermanos Sotomayor revelaron dos canciones de Conquistador su próximo largaduración que conoceremos hasta el 21 de julio. “Afrika” y “Eléctrico” son las dos primeras canciones que conocemos del disco y aún nos quedan por descubrir ocho más.

“Afrika” es el primer sencillo y del cual lanzaron un video en el que la animación 3D y unos dinosaurios son los protagonistas, al igual que en la próxima portada de Conquistador.

Te compartimos los horarios y el mapa para que armes el itinerario del mejor fin de semana del verano. 

El Ruido Fest: El modelo a seguir de los festivales en Latinoamérica

en Al día/Conciertos por

Se reveló el cartel del festival Ruido Fest que en este 2017 celebrará su tercera edición los próximo 7, 8 y 9 de julio en Chicago.

Actualización: Este 13 de abril se reveló el cartel completo de la tercera edición del Ruido Fest por día, y sumaron a  Víctimas del Doctor Cerebro, Gepe, Los Nastys, Dellarge, Silverio y Desorden Público. Además revelaron que Molotov,  Víctimas del Doctor Cerebro y Desorden Público tocarán uno de sus discos más importantes en el escenario del festival. 

 

Con dos ediciones, el Ruido Fest se ha convertido en un espacio para celebrar a la música latinoamericana y unir a los nuevos talentos con la columna vertebral que le ha dado esencia e identidad a la música latina alternativa. Y no sólo asiste el público latino que radica en Chicago, si no que es un punto de encuentro para los seguidores de la música latina en todo Estados Unidos. Este miércoles se dio a conocer el cartel para la edición del 2017.

El anuncio del talento que formará parte de esta nueva edición se dio durante un evento en el Festival SXSW en Austin, Texas. También se emitió un comunicado en el que Max Wagner, fundador del Ruido Fest, aseguró que el objetivo sigue siendo llevar a bandas de renombre y además abrirle la puerta a grupos nuevos y darle su lugar en los escenarios de Estados Unidos.

 

 

Uno de los actos principales será Intocable y estarán acompañados de Alejandro Marcovich, ex guitarrista de Caifanes que se ha distinguido por dominar la música folclórica. Desde Puerto Rico llegará Cultura Profética, banda que ha estado muy activa en los escenarios y quienes el año pasado se presentaron en el escenario principal del Festival Vive Latino. Molotov es de las bandas que vuelven al festival y regresan después de presentarse en la primera edición.

 

 

Lo que llama la atención es que un festival que sabe conjuntar sonidos, en el que podremos ver la versatilidad musical de Adán Jodorowsky, la fusión de A Band of Bitches, el rock de Ruido Rosa, el funk de Los Amigos Invisibles, el hip-hop de Simpson Ahuevo, el punk rock de Los Nastys, el folk de Pedrina y Río y también muestra el presente y el pasado de la escena musical mexicana con la actualidad de Camilo Séptimo y la trayectoria de Rostros Ocultos.

Julieta Venegas también formará parte de esta nueva edición, ha estado muchas veces de gira por Estados Unidos y es una de las favoritas del público latino. Desde Bogotá, Colombia, llegará todo el sabor de Bomba Estéreo que se ha convertido en un proyecto referente en cuanto a la fusión de sonidos de reggae y rap con electrónica en la actualidad. Este festival también reúne a bandas que han marcado a distintas generaciones y que no es tan fácil verlas sobre el escenario, como Fobia, que a pesar de no lanzar disco desde el Destruye Hogares  siguen dándole vida a sus canciones. Ducan Dhu, la banda que fue un referente en España durante los ochenta también estará participando en el Ruido Fest.

Otra banda chilena con jerarquía que se estará presentando es Lucybell, que últimamente ha decidido hacer giras tocando discos completos de su repertorio. Las nuevas generaciones podrán disfrutar de Mon Laferte, quien actualmente es una de las cantautoras latinas más activas

Javiera Mena y Alex Anwandter, dos de los mejores exponentes actuales del pop andino también se suman a esta edición. La música electrónica se ha convertido en un atractivo para los festivales y uno de los mejores actos en vivo es el de Titán quienes en este festival compartirán escenario con los nuevas generaciones como The Wookies, Sotomayor y Wet Baes de la Ciudad de México, Clubz de Monterrey y Buscabulla de Puerto Rico. El Guincho, músico de España, también forma parte de esta edición.

Sin duda el Ruido Fest pese a sus tres ediciones se está convirtiendo en el modelo a seguir para los festivales en Latinoamérica y, por supuesto, para Estados Unidos está siendo el pionero en ofrecer esta diversidad en cuanto a la música, arte y costumbres que se generan en Latinoamérica.

 

Regresar al Inicio