Tag archive

Los Amigos Invisibles

Sábado y Domingo: Un fin de semana en el Ruido Fest

en Especiales por

En Chicago se encuentra uno de los epicentros latinos de Estados Unidos, cerca de las estaciones de metro Damen y 18th, hay un barrio en el que parece que estás en la Ciudad de México, Bogotá, Puerto Rico, Caracas o cualquier otra metrópoli latinoamericana. Hay paisanos por todos lados, anuncios en español y un olor a deliciosa comida regional. ¿Y cómo olvidar la música? Imperan las rancheras, la banda, un poco de cumbia, alguno que otro bolero tradicional, y por supuesto, el rock.

Por eso le ha ido tan bien al Ruido Fest, y si bien, la asistencia varia dependiendo de las bandas que conforman su cartel, durante los últimos dos años, no ha habido escasez de audiencia. La tercera edición no fue la excepción.

En nuestro primer día en el Ruido Fest vimos a Cultura Profética, Bomba Estéreo, Titán, Desorden Público, Gepe y Adán Jodorowsky, y puedes leer acerca de todo lo que vimos AQUÍ.

Pero a pesar de que el viernes fue un día memorable, el sábado y domingo fueron los días más emocionantes del festival; hubo más gente, y sobre todo, más ruido y pasión por el mismo.

El sábado todo empezó con Las Piñas, un dúo de chicas, acompañadas por un bajista, que toca un garage lo-fi que enamora a pesar de ser sucio. Desgraciadamente en el escenario donde se presentaron no había mucha gente, y aún así, las pocas personas que estaban escuchando parecían disfrutar la música de las argentinas.

Su set terminó con un cover a “Maldito” de Jessy Bulbo, un tema que no estaba en su setlist, pero que decidieron tocar porque la poca gente que las estaba viendo, pidieron otra a gritos.

Siguiendo con el garage y lo-fi desenfrenado, Los Nastys se encargaron de darle el toque frenético al festival. Su set estuvo lleno de gritos, y desplantes catárticos que terminaban en el suelo del escenario, y todo con un sonido disonante que extrañamente sonaba digerible.

El calor era incesante, a tal grado que parecía que nuestra piel se tostaba con cada minuto que estábamos fuera de la sombra. Y al estar de frente al sol, Los Nastys sufrieron de lo mismo, pero ellos lo supieron a aprovechar, y el sudor los ayudó a tocar aún más rápido y pesado.

El lugar de Camilo Séptimo en el festival estaba agendado para el sábado a las 3 de la tarde en el escenario verde, pero un día antes de que el festival empezara, compartieron un video en el que sus miembros contaban que debido a que les habían denegado la visa de trabajo, no se podrían presentar en el Ruido.

En su lugar The Wookies se presentaron en el escenario verde y a pesar de que muchos parecían nunca haberlos escuchado, el festival enloqueció con su música, que ellos mismos describen como una combinación entre electro y techno 100% mexicano.

   

Hubo saltos, empujones, crowd surfing y un circle pit de baile que no paró durante los 50 minutos que duró el set de los músicos. Inclusive, uno de los Wookies se bajó del escenario, se salto la barda que separaba a la audiencia y empezó a saltar junto con todos los presentes.

La primera vez de los Wookies fue todo un éxito, y el hecho de que hayan tenido que reemplazar a Camilo Séptimo, fue un accidente que benefició tanto a la banda como al festival.

 

En el escenario azul era turno de El Guincho, y a pesar de que son un gran conjunto con toques psicodélicos y electrónicos, era imposible que obtuvieran la misma respuesta que con The Wookies, y no por su talento, sino porque se tratan de dos géneros muy distintos; uno que evoca más fiesta, y otro un poco más tranquilo, pensado para momentos más relajantes. Pero a pesar de  la enorme diferencia que hubo ente ambos artistas, la gente lo disfrutó. Algunos se sentaron en el suelo, otros simplemente se acostaron y disfrutaron del momento. Un breve limbo antes de la destrucción que le seguiría.

La presencia de su Majestad Imperial Silverio se presagió cuando en el escenario verde los stage managers trajeron una mesa y un par de consolas envueltas en plástico anti-agua. Aunado a esto, también se montó una red de protección al escenario, una barrera que no permitiría el paso de ningún objeto que fuera arrogado.

El show de Silverio fue probablemente un highlight de todo el festival, y no tanto por la música de su Majestad, sino por la reacción de la audiencia ante lo que estaba escuchando, y por supuesto, la energía del ente que hacía electrónica con sólo un calzón rojo. “Aviéntenme a su hermana, pinches putos”, gritó a todo pulmón, y en menos tiempo de lo que pudo decir, “aborígenes”, ya había vasos, latas, botellas y todo tipo de parafernalia volando hacía el escenario. Nunca paró.

La gente estaba fascinada y enérgica con las canciones de Silverio, y durante todo su set, la gente no paró de saltar y de gritarle groserías. Tal vez por eso, al final de su set, se subió a la mesa de sus consolas y se quitó la única prenda que tenía puesta en ese momento. Lo olió, lo aventó al público y se fue.

El sol seguía azotando el festival, y para el set de Javiera Mena, el calor llegó a su cenit, pero eso no paró a la gente de ver a la chilena hacer de las suyas con sus sonidos pop y electro que ya son famosos por toda Latinoamérica.

Acompañando a Javiera, dos bailarinas con coreografías muy bien planeadas, estuvieron contorsionando su cuerpo al ritmo de las canciones de la artista, lo que le dio a su show un toque hipnotizante, que no tenía mucho que ver con que las bailarinas estuvieran guapas, sino porque se movían de manera muy extraña.

A mitad de su set, Javiera presentó a Gepe y la acompañó para cantar “Sol de invierno”, una canción que ya cumplió 11 años. Los fanáticos de ambos, se volvieron locos.

La canción colaborativa entre Javiera y Gepe, dio paso a Band of Bitches en el escenario azul, una presentación que empezó algo plana porque la gente ya estaba cansada, pero entre más caía el sol, y las canciones seguían sonando, la gente se fue conectando más y más con la banda. Casi al final de su set, cuando tocaron “Sonido Papocho”, la audiencia empezó a bailar y saltar como si se trata de su último concierto, y todo terminó con gritos de “otra, otra, otra”. Pero era turno de Los Amigos Invisibles en el escenario verde.

Desafortunadamente, ésta fue la última banda que pudimos ver. Nos tuvimos que perder a dos de los headliners, pero por un par de conocidos dentro del festival, nos enteramos de todo lo que pasó; Los Amigos invisibles fueron ovacionados, pero sólo serían los que calentaran motores para uno de los actos más esperados: el 20 aniversario de ¿Dónde jugarán las niñas?

Julieta Venegas emocionó a muchos, y nos dijeron que sus canciones fueron cantadas todo pulmón, pero que Molotov se llevó toda la locura del festival. Canción tras canción, los cuatro integrantes de la banda de Ciudad de México, enloquecían más y más a sus asistentes, hasta que inclusive decidieron subir a uno de los miembros de la audiencia que estaba vestido de Chapulín Colorado.

Así acabó el segundo día del Ruido Fest.

El sábado fue un día lleno de desplantes musicales increíbles, pero los que más nos impactaron fueron los actos electrónicos, y al final, la reacción de los chicanos del barrio de Pilsen ante uno de los álbumes más icónicos de Molotov, y a pesar de que hubo un enorme derroche de energía de parte de la audiencia, y de nosotros, no podíamos perdernos el tercer día del festival, por lo que decidimos llegar temprano.

La primera agrupación que vimos fue Sierra León, una banda del norte de México que tiene un sonido pesado pero accesible, y que a pesar de no tener tanto tiempo de haberse formado, su sonido está tan pulido que parecen llevar décadas.

Desgraciadamente no había mucha gente viéndolos, ya que les tocaba abrir el escenario azul, y después de un día lleno de energía, los asistentes tenían que descansar un poco más de lo habitual. Afortunadamente, los pocos que los vimos, nos sorprendimos por la energía que la agrupación de cinco logra transmitir.

Una vez que terminó Sierra León, era turno de Disco Las Palmeras!, una agrupación española que comparten sonido con Los Nastys, quienes de hecho, estuvieron viéndolos desde a audiencia. Pero por desgracia, a pesar de que parecían disfrutar de tocar en vivo, la banda no se dirigió a la audiencia en ningún momento, más que para saludar y despedirse; muy agradecidos por que los hubieran invitado.

Si bien el sonido de Disco Las Palmeras! evoca destrucción, lo más probable es que la gente se hubiera emocionado más, si la banda hubiera tocado más tarde, o al menos en un lugar con más sombra, ya que una vez más, el sol y el calor hacían de las suyas en el Ruido.

Después de terminar con la agresividad sonora, era turno de Extraperlo de subirse al escenario; “Estamos muy agradecidos con el Ruido Fest por habernos hecho parte de su cartel y estamos muy contentos de que el primer festival en Estados Unidos en el que nos presentamos sea latino”, dijeron los integrantes de la banda.

 

Sus canciones eran justo lo que la audiencia necesitaba; algo tranquilo que oscilara entre el chill-out y la electrónica, con unos pequeños toques de jazz, y otros de rock.

Por su parte, en el escenario azul el trio de chicas de Ruido Rosa, se preparaban para la distorsión casi sludge de su música. Y a pesar de que las tres parecían tener muchas ganas de tocar en vivo en el festival, la energía no se logró transmitir por completo a la audiencia; al contrario, lo pesado de la música, sólo se sumaba al bochornoso clima, y si bien nunca fue incómodo, no era el mejor momento.

 

Creemos que a las chicas de Ruido Rosa les fue bastante bien en el after, en donde tocarían en un lugar cerrado, y ante menos gente, lo que seguramente evocó muchísima más energía.

En el escenario verde, Sputnik se presentaría ante más de una decena de chicanos que a pesar de disfrutar de su música, no trasmitieron mucha energía; hubo un par de empujones, alguno que otro salto, pero no hubo mosh-pits, ni tampoco crowdsurfing. Eso sí, los integrantes de la banda gritaban, saltaban y dieron un gran show.

El sol llegó a su punto más molesto y caluroso, y fue entonces cuando Buscabulla se subió al escenario principal del festival. Todos estaban vestidos de blanco y parecían salidos directo de una playa, lo cual iba por completo con el mood de su música.

Después de las primeras canciones, y con un olor imperante a María y Juana, la gente se comenzó a relajar y disfrutar de la presentación de banda neoyorquina, quienes hipnotizaban con sus grandiosos temas de chilwave y pop.

Cuando era turno de Alex Anwandter de subirse al escenario principal, el sol ya estaba pereciendo, por lo que se sentía una energía renovada en el festival. También tiene que ver que muchos estaban esperando al músico chileno con ansias, de hecho, en las primeras filas al escenario,había muchos trasvestis que gritaban el nombre de Alex frenéticamente, y una vez que salió, la gente se volvió loca.

El electro-pop de Alex logró armar una gran fiesta en el festival, y hasta los que estaban con los brazos cruzados viéndolo, por unos momentos comenzaron a bailar, tal vez hipnotizados por el poder en vivo de su música.

 

Uno de los actos más esperados en el festival era Fobia, o al menos, lo que queda de la agrupación, por lo que cuando fue su turno de subirse al escenario principal, fueron recibidos con una gran ovación.

Sonaron las canciones clásicas de la banda, y todas fueron coreadas a todo pulmón, tanto que a las afueras del festival se podían escuchar los gritos de la gente. Pero el momento sorpresa llegó al final de su set, cuando era turno de que tocaran “Microbito”.

“Muchas gracias a todos los que siguen queriendo ésta canción después de todos estos años”, dijo Leonardo de Lozanne e inmediatamente después, presentó a Alejandro Marcovich, quien los acompañó a tocar la corta canción con su Les Paul.

 

Antes de que siquiera acabara la memorable colaboración, Mon Laferte ya estaba tocando en el escenario verde. Entre las palabras “quisiera ser un microbito”, sonaban los lamentos de “Tormento”, y cuando volteamos a ver hacia el escenario, ya había centenas de personas viendo a la chilena derramar su alma en el escenario.

El año pasado Mon Laferte iba a tocar en el Ruido, pero por una cosa o por otra, tuvieron que cancelar su presentación, por ello, la cantante pidió perdón y se dedicó a dar un gran show, uno en el que bailó, se bajó del escenario a cantar junto con la audiencia e inclusive tocaron “Si Alguna Vez”, un cover de Selena con toques de ska.

 

“Muchas gracias Chicago”, dijo Mon para despedirse, y dando besos al aire se fue del escenario para dar paso a Intocable en el escenario principal, pero esa ya es otra historia.

¿Ya conoces el Festival Anónimo?

en Agenda/Noticias por

El próximo 3 de junio, el Festival Anónimo festejará su primera edición en el Pepsi Center WTC.

La oferta de festivales musicales en nuestro país se hace cada vez más grande, y muchas veces es difícil seguirle la pista a todos los eventos que hay en México, tanto a los masivos, como a los independientes, pero intentamos estar al tanto de la gran mayoría, por lo mismo, siempre intentamos indagar y escarbar tanto en el internet, como en las redes sociales, y un descubrimiento fue el Festival Anónimo.

Se trata de un evento que se llevará a cabo el próximo 3 de junio en el Pepsi Center WTC de la Ciudad de México, y que hace unos días reveló los artistas que conformarán su cartel. Los Amigos Invisibles, Siddhartha, Porter, Technicolor Fabrics, Juan Pablo Vega, Baltazar y Mylko, son sólo algunos de los nombres que estarán presentándose en el festival.

Como puedes darte cuenta, la gran mayoría de los actos son mexicanos, con excepción de Juan Pablo Vega, que es de Colombia, y Los Amigos Invisibles, que son oriundos de Venezuela, por lo que esto promete ser una fiesta de rock nacional y un buen esfuerzo para disfrutar del verano.

 

¡Tenemos nuevos invitados! 🎉 Conoce la alineación completa del #FestivalAnónimo 2017

Publicado por Festival Anónimo en Domingo, 23 de abril de 2017

 

Aquí puedes consultar los horarios para que no te pierdas a ninguno de tus actos favoritos:

Los boletos ya están a la venta, y lo único que queda por hacer es esperar a ver qué es lo que nos tienen preparado los Zepeda Bros con este nuevo festival en la Ciudad de México, ¿quién sabe?, el evento podría ser podría convertir en una de las tradiciones musicales de los melómanos de la capital.

¿Irás?

http://www.mano.la/festival
FB: /FestivalAnonimo

Uno de los mejores festivales del verano está en Madrid y se llama Río Babel

en Agenda/Noticias por

Del 13 al 15 de julio Madrid reune al talento iberoamericano en la primera edición del festival Río Babel.

Actualmente hay una gran oferta de festivales de música alrededor del mundo, se trata de una invasión de música en vivo que no parece tener fin, y debido a que hay tantas opciones, muchas veces es difícil discernir entre aquellos que sólo organizan por cuestiones monetarias, y aquellos que lo hacen por el amor a la música.

El Festival Río Babel, que se llevará a cabo del próximo 13 al 15 de julio en Madrid, es uno de estos eventos a los que les importa crear una experiencia musical para su audiencia, y no sólo porque se trata de un evento de tres días, sino porque su cartel es ecléctico, y es emocionante para todo melómano. A pesar de que se trata de su primera edición,  Río Babel (que le hace eco a la canción de Gustavo Cerati), tiene el potencial de convertirse en un gran festival iberoamericano.

En esta edición, las primeras artistas confirmados fueron Residente y Goran Bregovic, pero el cartel, que se acaba de liberar el día de hoy, muestra los nombres de Estopa, Los Fabulosos Cadillacs, La Pegatina, Zuco 103, Los Amigos Invisibles y los Aterciopelados. Nada mal para un line-up que ni siquiera ha revelado todos los nombres que formarán parte del evento. El proyecto solista de Ileana Cabra también es parte del cartel y compartirá con Illya Kuryaki and the Valderramas desde Argentina; Porter ,Siddhartha y las Kumbia Queers de México y Kanaku y el Tigre de Perú.

El festival Río Babel se celebra  durante el IFEMA, o la Feria de Madrid, un evento dedicado a la promoción socio-económica y cultural de la región con el propósito de hacer de la capital de España, un epicentro europeo, y al menos, en la cuestión musical,  lo han logrado.

Este 10 de mayo, el festival confirma más de sus actos ahora con la parte electrónica del cartel, para poder bailar hasta el amanecer con música de Systema Solar, Chancha Vía Circuito, Instituto Mexicano del Sonido y más. Acá te lo compartimos: 

 

Entra al sitio oficial de Río Babel y consulta toda la información:

http://festivalriobabel.com/
FB: /Festival-Río-Babel
Instagram:
 @festivalriobabel

Estrenos del último viernes de febrero

en Noticias por

En este último viernes se estrenaron tres discos: Charly García, Los Amigos Invisibles y La Banda Bastön. Más el primer adelanto del próximo disco de Camilo Séptimo. Escucha.

Nos alcanzó el último viernes del mes de febrero y como cada semana ya son nuestros días favoritos por todos los estrenos musicales que descubrimos desde las 00:01 hrs: Las ventajas de las plataformas digitales. Uno de los estrenos que más emocionó desde que nos enteramos que llegaría el 24 de febrero era Random, el regreso de Charly García con un disco inédito después de siete años desde que escuchamos el material Kill Gil. Desde Venezuela para el mundo, Los Amigos Invisibles lanzaron el disco El Paradise en el que demuestran ser los expertos en crear música para la pista de baile e incluso generar el lugar perfecto (aunque imaginario) para lucir los mejores pasos.

La Banda Bastön dejó disponible en todas las plataformas de streaming el disco Luces Fantasma, reafirmando el poder musical de 19 años que los mantiene como referentes de la escena de Hip Hop de México. Y por último, Camilo Séptimo, banda de la Ciudad de México, dio el primer adelanto de Oleos, su primer disco.

 

Escucha la lista de estrenos del último viernes de febrero y mira la sorpresa que preparó Charly García con el lanzamiento de Random.

 

Random de Charly García

Un viaje por la esencia de Charly García en 10 canciones, 34 minutos, todo en el disco Random, material inédito en siete años. Después de unos problemas de salud a finales del 2016, la chispa de su talento logró conseguir un nuevo disco que parece ser el retrato de los pensamientos y reflexiones de Charly García a los 65 años. Cada canción se convierte en un manifiesto.

“Ahora que estoy rehabilitado /saldré de gira y otra vez/ me encerrarán cuando se acabe / y roben lo que yo gané”. Sarcasmo, recuerdos del pasado, la vida, la muerte y crítica a los “amigos de Dios”, son las temáticas recurrentes a los largo de Random.

Este material lo creó (con la ayuda de su guitarra y un iPad) y Charly lo grabó casi en su totalidad. Contó con Rosario Ortega en la voces, Fernando Samalea en la batería y Kiuge Hayashida Soiza en la guitarra de tres temas de Random. Tal vez Charly García no tenga la máquina de ser feliz (o sí), pero con este nuevo material revela el momento creativo que vive y nos hace felices volver a escucharlo.

 

 

El viernes que salió el disco y algunos fans corrieron a las tiendas de discos para adquirir la versión en CD o vinilo, en Buenos Aires, se llevaron la sorpresa de encontrar a Charly García afuera de las tiendas en una limusina blanca dispuesto a firmar el disco que acababan de adquirir.

 

 

El Paradise de Los Amigos Invisibles

Los Amigos Invisibles casi desaparecen del radar musical en 2014, cuando dos de su elementos clave decidieron abandonar la banda: el guitarrista José Luis “Cheo” Pardo y el tecladista Armando Figueredo. Cuando el camino era incierto ante los años juntos que han pasado desde que la banda nació en 1991 en Caracas, Venezuela, tomaron un respiro y Julio Briceño, José Rafael Torres y Juan Manuel Roura continuaron con el camino y lanzaron un disco más en este 2017: El Paradise.

Los 17 temas que integran a El Paradise son una verdadera invitación a entrar al ambiente de fiesta que Los Amigos Invisibles crearon para este mágico lugar. La voz del anfitrión de El Paradise está presenten en cada transición musical entre canción y canción para hacernos sentir por 46 minutos en un lugar exclusivo para la fiesta, el baile y la diversión, mientras el coqueteo y el amor invaden a este club sensacional.

Con la colaboración de Los Auténticos Decadentes, Kinky, Electric Bond y hasta Oscar D’ León, Los Amigos Invisibles regresan con la fuerza necesaria para seguir conquistando escenarios alrededor de Iberoamérica. Su característico funk se mezcla con más toques electrónicos y algo de bossa nova. Los productores de este nuevo material fueron Enrique González Müller y Karl Kling. Escucha el regreso de Los Amigos Invisibles con el mágico lugar llamado El Paradise.

 

 

Luces Fantasma de La Banda Bastön

Desde los primeros días del 2016, La Banda Bastön lanzó “No me porto bien” tema que ahora tiene la posición número 4 en el disco Luces Fantasma, el nuevo disco de Muelas De Gallo y Dr. Zupremme. Este es el quinto en su carrera de 19 años y de ser referentes de la escena de Hip Hop en México. Del amor al desamor, de la vida y la muerte, hasta el poder que se disputa en las calles, en los barrios de México, al entrar a un negocio del que no se puede salir jamás.

Muelas de Gallo se convierte en el narrador de cada una de las historias en compañía de 15 colaboraciones con representantes de la nueva escuela del Hip Hop latinoamericano como McKlopedia, MLKMN, Álvaro Díaz, Konnan El Bárbaro, Smoky, Yoga Fire, Alemán, Kap G, Gogo Ras y Danger. Para “Cárcel” se hicieron acompañar con la voz de la Mariel Mariel y en la canción que le da nombre al disco escuchamos la voz de Denise Gutiérrez de Hello Seahorse. Perfectas combinaciones. 18 canciones integran al disco y ya está disponible en todas las plataformas digitales.

 

 

“Ser Humano” de Camilo Séptimo

Con “Ser Humano” Camilo Séptimo comienza el nuevo ciclo de Oleos, su álbum debut que se consolida después de meses de música, sencillos y trabajo. Esta nueva canción que es el primer adelanto, “Habla de cuando no te corresponden en una relación y te sirve de aprendizaje. Con el tiempo te das cuenta de que el camino te lleva hacia alguien compatible”, compartió Manuel, voz de Camilo, con Signos.

“Ser Humano” y otras tres canciones se trabajaron en Costa Rica y con la producción de Mario Miranda de la banda Patterns, a quien conocieron en la visita de los costarricenses al Festival Marvin de la Ciudad de México. Oleos es un nuevo paso en el camino de Camilo Séptimo y con el que descubrimos un nuevo sonido de la banda que nos remite al pop de los 80. Este sencillo llega con estreno del video que se relaciona visualmente con la historia que narra la voz de Manuel. Mira y descubre lo nuevo de Camilo Séptimo. El próximo sábado 13 de mayo presentarán el disco Oleos en el concierto que tendrán en el Plaza Condesa, de la Ciudad de México.

 

 

Regresar al Inicio