Tag archive

Damas Gratis

¡Cartel de Lollapalooza Argetina 2018!

en Agenda/Noticias por

Descubre las sorpresas latinoamericanas de la nueva edición de Lollapalooza Argentina.

Aún no termina el año, pero ya tenemos lugar, fecha y cartel de  quinta edición del Lollapalooza en Argetina: Se llevará a cabo el próximo 16,17 y 18 de marzo en el Hipódromo San Isidro, y contará con un cartel de más de una centena de agrupaciones nacionales e internacionales.

A través de los cinco escenarios que habrá en el evento se presentarán artistas como Pearl Jam, Lana del Rey, LCD Soundsystem, Chance the Rapper, Wiz Khalifa, The National y Liam Gallagher, pero del lado hispanoamericano, también hay grandes nombres.

Las Pelotas, la legendaria agrupación de rock argentino estará presente; Damas Gratis, los amos y señores de la cumbia en Buenos Aries también forman parte del festival; Bajofondo, el ecléctico grupo de tango y electrónica precedido por Gustavo Santaolalla también estará ahí; Miranda, los amos del pop Argentino se presentarán en el evento; sin olvidarnos de artistas emergentes como Luca Bocci, o Aloe.

El Dante y Emmanuel Horvilleur estarán con sus proyectos solistas y otros dos que sorprenderán son Leo García + Benito Cerati. Del nuevo talento latinoamericano que no se pueden perder son los mexicanos de Clubzel guatemalteco Jesse Baez y los colombianos de Mitú y Ela Minus.

Se trata de un festival que lleva a Argentina a artistas internacionales que tal vez no irían al país de otra forma, y se complementa con lo mejor del talento nacional y latinoamericano consolidado y emergente.

Boletos y más información:
https://www.lollapaloozaar.com/

 

¡Lollapalooza Chile 2018 ya está aquí!

en Agenda/Noticias por

Tenemos el cartel de la edición 2018 de Lollapalooza Chile y ya queremos estar allá para descubrir las sorpresas latinoamericanas.

La mini-gira de Lollpalooza por Latinoamérica ya reveló las fechas, el lugar y el cartel de su edición 2018 en Chile, y no sobra decir que tanto la selección de artistas internacionales, así como las nacionales, es impresionante.

El próximo 16, 17 y 18 de marzo, el Parque O’Higgins en Santiago será la sede de más de una centena de artistas de todas partes del mundo, y de todo tipo de géneros musicales.

Los headliners que llaman la atención en un primer vistazo son Pearl Jam, Red Hot Chili Peppers, The Killers, Lana del Rey, Chance the Rapper, Liam Gallagher y The National, pero esos sólo son algunos de los artistas internacionales de renombre.

De la parte hispanoparlante, la cantante chilena Mon Laferte formará parte del evento; las leyendas del rock progresivo chileno, Los Jaivas, también se presentarán en el festival; el ecléctico grupo de Gustavo Santaolalla conocido como Bajofondo hará bailar a más de uno; Pedropiedra compartirá con sus compatriotas sus increíbles habilidades musicales; mientras que Damas Gratis, visitará a los chilenos desde Buenos Aires, Argentina para bailar cumbia.

La edición chilena del Lollapalooza es una de las más ambiciosas y una de las que más nos emociona para el año que viene.

Más información:
https://www.lollapaloozacl.com/

#EnVivo ¡Machaca nos demostró que el amor es bailar!

en Especiales por

Después de una desvelada bailando cumbia y norteñas con Damas Gratis y Pesado, respectivamente, el segundo día del festival tendría a una audiencia cansada, y aunado al calor, que desgraciadamente no cesó en domingo, las primeras bandas en los tres escenarios no recibieron mucha atención.

Miró, Disidente y Buffalo Blanco tocaron ante pocas personas, mismas que a pesar de tener todo el entusiasmo, no lograron crear la sensación de que estábamos en un festival. Pero conforme el día iba avanzando, más y más gente comenzó a llegar, y por ende, a llenar los escenarios.

Los primeros tres en llenar sus respectivos espacios fueron Little Jesus y Camilo Séptimo, dos bandas de la nueva camada de bandas, que han logrado convertirse en grandes referentes de lo que se hace en México a pesar del difícil panorama al que se enfrentan. Ambas agrupaciones fueron recibidas con gritos, baile y el coreo de sus canciones,  por lo que las bandas se veían felices a pesar del calor.

Camilo VII

Little Jesus

Por otra parte, en el escenario más pequeño se presentaría Ile, puertorriqueña con una potente, pero tierna voz, que sorprendió a todos los que se habían dado cita a verla. No éramos muchos, probablemente entre 30 o 40 personas, pero todos los que estaban ahí estaban con los oídos bien atentos a todo lo que cantaba y decía.

Seguro su voz se te hace conocida por ser la voz femenina de  Calle 13. El año pasado sacó un álbum ecléctico que juega con muchos géneros musicales, y todos le quedan perfecto a su voz. Ilevitable es sin duda un disco que muestra el potencial que tiene ésta joven de trascender como cantautora.

Ile

Ile

Una vez que escuchamos las primeras notas de su voz, nos dimos cuenta del rango de sus cuerdas vocales, pero también de la pasión que le imprime a todas sus canciones. Sin duda, fue una de las grandes sorpresas del festival.

Uno de los datos curiosos del escenario Takis fue que después de Ile, las agrupaciones que se presentaron ahí tenían por lo menos más de dos décadas de carrera. Los Guasones desde Argentina y que se presentaron por primera vez en Monterrey; Rostros Ocultos se presentó con ya 32 años de haberse formado; la agrupación mexicana conocida como Coda, celebraba sus 28 años; mientras que el reggae y ska argentino de Los Pericos presumía 31 años.

Los Pericos

Los Guasones

Lo mejor de ese escenario fue Cuca la banda responsable de cerrarlo. La subversiva agrupación mexicana que ha soltado más groserías y incoherencias vulgares que cualquier otra desde 1989. “Todos somos hijos del lechero”, gritó José Fors, y con ello sello la extraña y nostálgica sensación que se sintió durante horas en el Machaca.

Cuca

Regresando un poco a los demás escenarios, Porter, como siempre, obligó a cantar a todos los que los escuchaban; sobre todo porque su set lo empezaron con un clásico que toda una generación escuchó en la radio o en la televisión: “Cuervos”. Por 45 minutos, la banda hizo suyo el festival, y cada palabra que salía de la boca de David Velasco era seguida a la perfección.

Terminando el set de Porter, que concluyó con “Espiral“, otro de los grandes himnos de una generación, era tiempo de un descanso de un par de horas. El calor sofocante de Monterrey siempre invita a tomar cerveza y buscar sombra, por lo que la invitación no fue rechazada.

No fue sino hasta que Love of Lesbian tomó el escenario, que decidimos volver a formar parte del Machaca. Y elegimos un gran momento, ya que la conexión que la banda tuvo con los regiomontanos fue increíble. Canciones como “Cuando no me ves”, “Bajo el Volcán”, “Nadie por las calles”, y “Algunas Plantas” fueron coreadas a todo pulmón por la audiencia, y cada movimiento que hacía Santi Balmes, era reverenciado.

Fue un gran set que daría paso a los dos actos más esperados en el festival: Residente y Café Tacvba.

Residente se había presentado un día antes en el Auditorio Nacional, y como siempre dio un show memorable que repasó la carrera musical de Calle 13, y su álbum solista. Y a pesar de que en el show del Machaca también dio todo,  su voz parecía estar al punto de quiebre, aún así tanto su pasión, como la banda que lo acompaña, hicieron del show en el festival una gran experiencia.

Baile de los Pobres“, “El Aguante“, “Pa’l Norte“, “Fiesta de Locos” fueron algunos de los clásicos de Calle 13 que fueron recibidos con gran euforia y emoción. La energía del festival fue inigualable durante esas canciones; todos bailaban o saltaban, algunos gritaban, y todo parecía un gran océano de regiomontanos.

El momento más especial de la presentación de Residente en el Machaca fue cuando cantó “Latinoamérica“, una canción contestaria acerca del continente, su gente, y todo lo que ha pasado cultural, social e históricamente. Pero lo especial no fue tanto la letra o la pasión con la que la cantó, sino que invitó a Ile a subir al escenario a cantar con él, lo que resultó en una maravillosa presentación.

Por último, era turno de Café Tacvba. El acto más esperado del festival.

La banda comenzó con uno de sus temas nuevos, uno de los más extraños e intrigantes: “Futuro“. Con sus misteriosos y respectivos atuendos, tomaron el escenario. Quique tomó el lugar de en medio, y comenzó a cantar. Y así arrancó la misa de los Tacvbos, una que haría creyentes a todos los presentes.

Entre los tres temas clásicos que tocaron, hubo un cántico que no cesó; “Ingrata”, “Ingrata”, “Ingrata”, “Ingrata”, y el único que reaccionó positivamente fue Rubén, quien solo sonrío y siguió con el show.

Sonó “La Chilanga Banda”, “Volver a Comenzar”, “Puntos Cardinales”, “53100”, “La Chica Banda“, y la primer parte del set terminó con “El puñal y el corazón“, y después de unos 15 minutos de espera, y el cántico “Pa-Pa-Pa-Eu-Eo“, la banda regresó a terminar su misa con una nueva palabra: “El Mundo en que nací“, para después complacer a sus feligreses con los dos temas más populares de la banda “Eres” y “El Baile y el Salón”.

Con fuegos artificiales y miles de personas cantando el famoso coro de Meme, el Machaca terminó; “…mientras tu me fuiste demostrando que el amor es bailar”.

#EnVivo Machaca: El festival que marca su independencia

en Especiales por

Durante el S. XVIII, un político y militar llamado Santiago Vidaurri empezó un movimiento separatista que tenía como propósito la independencia de Nuevo León y Coahuila para formar la República de la Sierra Madre; un país ajeno a México.

La mención de esta mini-clase de historia en la reseña de un festival de música tiene que ver con lo diferente que es el público regiomontano de las audiencias del resto del país; culturalmente Nuevo León pare un país independiente. Lo que funciona en la Ciudad de México no necesariamente lo hace en Monterrey y viceversa, y hubo muchos ejemplos en el Machaca para demostrarlo.

De la misma manera, asistir a un festival en el norte del país requiere de mucho más esfuerzo; sobre todo debido al calor imperante en verano. Si bien el Machaca sólo contaba con tres escenarios, caminar en temperaturas que oscilaban entre los 35 y los 40 grados era como asarse a voluntad propia, mientras que aguantar un set de 45 minutos, podía ser hasta peligroso para la piel.

La versión regiomontana de un festival iberoamericano tuvo sus momentos épicos, y a pesar de que no convocó a tanta gente como un festival de la Ciudad de México, tuvo una asistencia de miles, número que resulta sorprendente cuando tomamos en cuenta la temperatura.

El evento comenzó a la 1 de la tarde, horario en el que el Sol está posicionado en un ángulo de 90 grados con respecto al suelo; entonces los primeros cuatro actos en los tres escenarios sufrieron de una falta de entusiasmo que no fue decepcionante, sino comprensible.

AJ Dávila fue el primer acto que vimos, quien a pesar del calor logró hacer moverse a la decena de personas que resistían las quemaduras del sol y el sudor en sus cuerpos, caras e inclusive ojos. Lo bueno es que los oídos no son afectados por el calor, como nuestros otros sentidos, entonces al menos el babysito sonaba bien. Con una botella de Jack Daniels Honey en la mano, el cantante hizo lo suyo como siempre lo hace; saltando de un lado otro, gritando y contanto chistes que no generaron tantas risas como es lo ideal. El público que lo veía al fin se encontró con las canciones nuevas del disco El Futuro.

 

 

 

Terminando el set de AJ, a un lado se presentaba Madame Recamier; la banda que toma el nombre del cuadro del francés Jaques-Louis David y que es liderada por la sensual voz y belleza de Gina Recamier. Y con el agobiante calor, hacía falta escuchar a una voz angelical decir  “Mi corazón es para ti” una y otra vez.

 

Gina le dio las gracias a los que se habían dado cita a verlos, “gracias por estar aquí a pesar del calor, se los agradezco muchísimo”, dijo después de haber tocado tres canciones.

En el escenario Takis, a lo lejos, Cállate Mark, la agrupación liderada por el hijo de Vicentico se volvía loca por sí mismos. En el escenario sólo había unas 40 personas, al menos frente a la tarima en la que saltaban los miembros de la banda. Pero había gente viéndolos; sólo que estaban en las sombras, escondidos, pero disfrutando de los desplantes de punk, reggae y rock de la banda.

Cállate Mark se necesita ver en vivo, es ese tipo de bandas que obligan a contenerse al momento de grabar. El disco Balboa está domado, no se escucha la crudeza de las guitarras distorsionadas, tampoco los golpeteos asesinos de la batería, mucho menos los gritos desesperados del cantante. Pero en vivo, la banda es otra; es ensordecedora, violenta, agresiva y emocionante.

En ese mismo escenario, LosPetitfellas tomarían el escenario, y como ya eran las cuatro de la tarde, el sol ya no acechaba las cabezas de la audiencia, por lo que el calor era un poco más soportable (recordemos que todos los fanáticos de la banda son parte del “Club de la Resistencia“), lo que se tradujo en mucha más gente presenciando el show de los colombianos.

La respuesta del público regiomontano fue increíble; por lo menos una decena de personas, estaban rapeando en compañía del MC Nicolás Barragán. Hubo muchos saltos, muchos gritos e inclusive un par de bailes sensuales entre varias parejas.

Juan Cirerol era el siguiente acto en presentarse en el escenario más pequeño. Pero el cachanilla más querido por los regiomontanos no parecía tener muchas ganas de tocar en el festival, se presentó con una cara que evocaba mal humor, pero que después de un par de canciones y el amor de los que estaban emocionados de escucharlo, empezó a sonreír y a ponerle más ganas a su acto.

Desde hace un par de años, Cirerol se presenta en compañía de una agrupación compuesta por dos guitarristas, un slide y un rítmico, un acordeón, un contrabajista y una batería, lo que le da a sus canciones un toque muy country al estilo de Johnny Cash o Hank Williams Jr, pero lo que le suma musicalmente a sus canciones.

Al mismo tiempo, Los Rebel Cats se presentaban en el escenario Bud Light. La banda compuesta principalmente por Vincent Van Rock y Vince Monster, demostraban cómo suena en vivo la nueva etapa que vive la banda. Aún así, si algo saben hacer los Rebel Cats es dar un buen show y Vince es un gran frontman, ya que toma los movimientos icónicos de Chuck Berry, Elvis Presley, Jerry Lewis y los combina para entretener a todos los que lo ven.

 

A un lado, en el escenario Budweiser, era turno de Siddharta; la primera banda que logró llenar el espacio asignado a la audiencia y quienes convocaron a los primeros fanáticos, ya que no importaba que canción tocaran, había decenas de personas perdiendo la razón.

Con canciones como “Naufrago“, “Domingo“, “Una Noche Tranquila” y “Loco“, la banda liderada por Jorge Siddharta enamoró a los regiomontanos, por lo que el cantante agradeció humildemente su respuesta; “teníamos muchas ganas de venir al festival y a Monterrey, gracias por recibirnos así”.

De vuelta en el escenario Takis, un banda legendaria argentina tomaría el escenario; Las Pelotas. La agrupación tiene una gran cantidad de seguidores en su país natal, pero en México están formando su propio público y esta era la primera vez que visitaban Monterrey después de 25 años de carrera. Las Pelotas es la agrupación que se formó tras la muerte del cantante de Sumo, y que desde 1989 ha sufrido una  gran cantidad de cambios. Pero los músicos constantes han sido Germán Daffunchio, Tomás Sussman, Gustavo Jove y Gabriela Martínez, quienes le han dado una identidad a la banda y han logrado sobrevivir al paso del tiempo.

 

En el escenario Bud Light, Jumbo, los regiomontanos de nacimiento acaparaban la atención de toda la audiencia; y era de esperarse. El amor que los regios tienen por su estado es demasiado, por lo que prefieren ver algo propio, producido dentro de sus límites territoriales, que algo de otro país latinoamericano.

Clemente Castillo traía una energía inigualable, saltaba, gritaba y cantaba como si fuera el último show que fuera a presentar con la banda; lo que ayudó a que a la audiencia se sumara a la emoción imperante arriba del escenario. Fue un gran show lleno de los éxitos de la banda,y alguno que otro corte oscuro.

Después de que Las Pelotas hicieron lo suyo a pesar de la pocos oídos que tuvieron, los Aterciopelados llenaron el espacio de regiomontanos emocionados por escuchar y ver a la extraña Andrea Echeverri, quien siempre enamora con su voz, su rareza y su personalidad.

Con un atuendo que incluía un turbante con un rayo como adorno, unos lentes de amor y paz y un pandero con un dibujo del aparato reproductor femenino dibujado,  Echeverri dio un gran show en el que se incluyeron canciones como “La Semilla Nativa“, “Cosita Seria“, “Yo Amo mis Piernas“, “Florecita Rockera” y “He Venido a Pedirte Perdón“, rindiéndole tributo al Divo de Juárez, Juan Gabriel.

No hubo necesidad de moverse a otro escenario; sabiendo que la verdadera fiesta no estaría ni con Miguel Mateos o Illya Kurayaki, sino con Todos Tus Muertos, y uno de los exponentes más grandes de la cumbia argentina, Damas Gratis. Y sí, La Maldita Vecindad estaba en un horario entre ambas agrupaciones, pero nos quedamos en el escenario Takis.

Todos Tus Muertos lograron reunir a todos los pocos rastafaris que siguen habiendo en Monterrey, y por supuesto a todos los amantes del ska, el punk y los ritmos hispanoafricanos, y si bien su energía ya no es la misma que hace 20 años, la banda de Buenos Aires, Argentina sigue presentando un gran show que obliga a bailar el clásico skanking o el mismo pogo.

 

Entre el show iba acercándose a su fin, el escenario se seguía llenando, y no era porque quisieran ver a Todos Tus Muertos, sino porque esperaban a uno de los grandes exponentes de la cumbia en Argentina: Damas Gratis, una banda que con casi dos décadas de existencia se han logrado posicionar como los grandes referentes del género en latinoamérica.

Para cuando Todos Tus Muertos terminó su set, el escenario estaba repleto de regiomontanos listos para desatar esos pasos de baile que nacieron en la Colonia Independencia y que se fueron transmitiendo a través de sonideros y fiestas por todos los barrios populares de Nuevo León.

“Damas” gritaba Pablo Lascano, y la audiencia respondía “Gratis”, y una vez que el teclado hacía sus primeros sonidos, todos los regios se soltaron a cantar y bailar. El calor era sólo un detonante, la música era la dinamita. Y así durante una hora y media, el escenario de Takis la cumbia reinó. La sorpresa llegó cuando Fidel Nadal de Todos Tus Muertos, salió a cantar cumbias.

Así terminaría el primer día del Machaca, con una explosión de cumbia que nunca hubiera funcionado en otro lado del país como lo hice en Monterrey. Uno que sólo se podría comparar con la presentación de Los Ángeles Azules en el Vive Latino, y que aún así, hay una gran diferencia.

Regresar al Inicio