SONIDOS DE IBEROAMÉRICA

La fantasía y la Paranoia Pop que habitan en la mente de Bandalos Chinos

en Signos Vitales por

Al escuchar el disco Paranoia Pop cada mente es capaz de montar su propio musical. Por fortuna, Bandalos Chinos hicieron real la puesta en escena para presentar y darle vida a las nuevas canciones.

Érase una vez en el mundo de Bandalos Chinos… Un viaje que cambiaría sus vidas. Entre diciembre del 2019 y enero del 2020 crearon las escenas, canciones y sonoridades que marcarían la vida de Paranoia Pop, el segundo largaduración después de 10 años creando música juntos.

Las canciones pertenecen a un mundo sin pandemia, pero que desde el lanzamiento del primer corte con “Mi Manera de Ser” y “AYNMG” a la primera escucha del nuevo disco, cobraban un nuevo significado. Las canciones que crearon en el estudio Sonic Ranch con la producción de Adan Jodorowsky no podían quedarse en el limbo.

Tenían que brillar y emocionar desde un escenario que tiene como frontera lo real y lo virtual. Solo pasaron 20 días desde el estreno para llegar al escenario de la Arena Movistar en Buenos Aires, Argentina. Entre el cielo y el infierno le dieron vida a Paranoia Pop El Musical, bajo la dirección del séptimo Bandalo: Tomás Terzano, la mente detrás de la dimensión audiovisual del proyecto.

Un libro se abre y cuenta la historia de Bandalos Chinos y los últimos meses. Entramos al musical con la canción que da concepto a todo. Goyo Degano, Iñaki y Salvador Colombo, Matías y Tomas Verduga, Nico “Lobo” Rodríguez con Maximiliano “Pai” Sayes estaban en el escenario en una formación que rodeaba y permitía ver la conexión musical que tienen.

No sabíamos el grado tan coreable que existe entre las palabras “Paranoia Pop” hasta que todos se unieron al canto y baile. Entre esos invitados estaba un cuerpo de baile con las almas en pena por el limbo y LOUTA. Los movimientos e interpretación del creador del disco 2030, eran perfectos para la canción y el musical. Lo domina desde siempre.

“Sin Señal” y “A La Cabeza” llenaron de luces y colores cálidos el escenario y nuestras vidas. Dos canciones que crean una dicotomía emocional comenzaban a contar una historia fuera del escenario, para dar paso a una pareja en un auto. Ese auto fue la tarima para un alucinante solo de Iñaki en la guitarra.

La alma teatral que habita en Bandalos Chinos y en especial de Goyo Degano se manifestó: del baile en “Chu-Chu” al acto de volar en el clímax de “La Herida”. La energía y melancolía de las escenas que sonorizan nos hablan de sus influencias y su capacidad para traducirlas a su esencia: De Charly García a Alex Anwandter en un instante.

El musical llegó a la parte del Intervalo sonorizado por los arreglos de cuerdas de las Big Parana Band (los ángeles de la puesta en escena) y llevarnos a una nueva historia protagonizada por “El Idolo” que estaba a nivel de cancha en la Arena Movistar. Desde un sillón veía con nostalgia una foto de BACH del 2019. En segundos viajamos del 2050 para regresar a la presentación del disco.

Con aplausos artificiales, descubrimos que “Mi Manera de Ser” era un tema para corear ante miles de personas. En la fantasía del musical fue posible gracias al público ochentero que se manifestó gracias a las imágenes de archivo. Nunca mejor utilizadas. Mati Verduga desde la batería creó esa emoción y expectativa con una intro digna de un concierto de estadio.

Una vez más cambian nuestro ánimo. Todo a través de una pantalla. Era el momento de escuchar “AYNMG” y que Goyo cantara desde las gradas vacías, encarando directamente a la cámara y cantándole.

El momento de ensueño y realidad llegó con “Fulnabis”, uno de los pasajes hipnóticos y con un grado de enigma entre la paranoia. Luces blancas atravesaban de manera vertical el escenario y creaba un efecto para iluminarlos a todos. Fue un acercamiento para ver cómo entraba cada sonido a la canción, como se miraban entre ellos, sin perder la concentración. Sublime… hasta que terminó la canción y lucifer entro al escenario. Nos dio la bienvenida al infierno.

El telón cayó y vimos a la Big Parana Band, la arena se iluminó, como si el concierto hubiera terminado. La cámara nos llevó al lado opuesto del escenario lugar en el que recrearon la sesión de grabación para “Los Puntos”. Esmeralda de Ainda e Iñaki en las guitarras acústicas, tres micrófonos y Salvador en el teclado: Crearon magia. Cerraron la fantasía detrás de la paranoia pop.

 

Para el encore crearon un puente entre las nuevas canciones y BACH. “Vámonos de Viaje”, “Súper V”, “Demadiado”, “Departamento” y el cierre con “Tu Órbita”. Crearon un pasaje instrumental y al instante en que más disfrutábamos de ese momento en directo.

Con esta puesta en escena demostraron que son capaces de crear canciones que durarán en el tiempo. Fuimos testigos de la fantasía y realidad que crean en su mundo. Lo comparten y llevan a un nuevo nivel la presentación de un disco.

Si te perdiste de esta experiencia y quieres vivirla más allá de las palabras de esta reseña de Signos Vitales, este jueves 5 de noviembre transmitirán una vez más Paranoia Pop El Musical, te compartimos los detalles.

Bandalos Chinos Boletos Paranoia Pop El Musical

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último en Signos Vitales

Regresar al Inicio