SONIDOS DE IBEROAMÉRICA

Mazunte 2016 es ¿Un recuerdo? ¿Una alucinación?: Una nueva realidad para Los Blenders

en Signos para compartir por

Los Blenders nos llevan a un nuevo viaje con el panorama completo para vivir en Mazunte 2016. Época y lugar ideal para crecer con ellos y aprender a surfear por la vida.

“La idea del disco es que se sienta como un recuerdo que nunca existió, nostalgia de un pasado que no pasó, adentrarse en una memoria que no sabes si fue un sueño o realmente lo viviste. Un viaje que sientes que ya hiciste, pero tal vez lo alucinaste”, en palabras de Alejandro Archundia, voz y guitarra de Los Blenders, ese es el estado ideal para entrar a la dimensión de Mazunte 2016.

El tercer disco de la banda que nace al sur de la Ciudad de México, atravesó distintos lugares y recuerdos (¿o no?). De Pantitlán, una de las zonas caóticas de la ciudad, tomaron el rumbo indicado y para llegar a Mazunte a la orilla del Pacífico, en Oaxaca, México.

Tal vez el objetivo de llegar a ese lugar es aprender a surfear y aplicar a la realidad la metáfora detrás de ese acto: aprovechar el impulso del pasado, concentrarse en el presente a pesar de la incertidumbre y mirar hacia el futuro. Tal como pensaba el escritor estadounidense Timothy Leary, sobre la figura de un surfista.

Todo arranca con la fusión de “No Sé Surfear”, “Depresión Tropical” y la canción que da título al disco:

Empieza al amanecer con el primer rayo del sol, que se viene anunciando desde que se empieza a hacer de día pero que igual conmueve al verlo; y así, con el pasar de los minutos y sin darte cuenta, ya es de día y poco a poco empieza a haber más ruido, más movimiento.

Aquí es cuando el disco explota con 3 tamborazos pasamos de 0 a 100 en un segundo y aquí es cuando vamos a toda velocidad por una carretera curveada por el bajo y adornado por un paisaje frondoso de guitarras que seguramente ya habías escuchado en otro momento y en otro lugar, aún así te puedes perder en ellas dejándote llevar”, comparte Archundia sobre la velocidad, el paso del tiempo y la pregunta sobre el final de esa sensación de inseguridad.

 

Lo que pasó en el disco Chavos Bien y Ha Sido permite comprender los sonidos e historias, como paso siguiente y necesario para llegar a un universo sonoro alucinante. Suenan más conscientes que nunca de las posibilidades entre el surf, la psicodelia y técnicas de grabación en Casa de Gordo, como señalan en Bandcamp.

Capaces de hacer una canción de “Super Amor”, una para celebrar la amistad con “Ponte Punk” o la despedida para tu mascota con “Éramos Para Siempre”. Es el momento del viaje para sentir que todo va bien en el camino. El hecho de ser jóvenes e indestructibles. Sin importar la edad real en la vida:

“Ya totalmente inmersos en el recorrido sónico hay cosas que de pronto parecen no tener sentido, estos recuerdos se empiezan a distorsionar y lo que era familiar ahora es vulgarmente degradado a la caricatura de lo que intenta recrear. Ya está atardeciendo y el sol me está pegando en los ojos.

Cada vez es más incómodo seguir en la misma dirección. Además, se empieza a nublar y es más difícil entender a donde estamos yendo. También está lloviendo fuerte y siento que estamos perdidos pero eso no nos detiene, al contrario, cada vez vamos más rápido, no tenemos rumbo pero tampoco dudas de que vamos en la dirección correcta”.

Todo se distorsiona y se manifiesta las palabras reproche: “Eres un Malviaje” y terminar “Perdidos en Pantitlán”. Las dos canciones se unen como si fueran una sola y mantienen ese sentimiento de estar asustados por la gente alrededor y los actos que puedes cometer. De Pantitlán a Mazunte, no sabemos cómo pero terminamos en “Punta Diamante”:

“De pronto entramos a un túnel en medio de una gran montaña y algo no está bien, las luces se ven raro, nunca había estado en un túnel iluminado por tantos colores, me siento como en la pista de Mario Kart que transitas sobre un arcoíris. Ya ni siquiera vamos en un carro, ¿alguna vez fuimos en un carro? La verdad no me acuerdo pero bueno creo que ya estamos llegando, ¿nos fuimos alguna vez?

Sigo tirado en la misma playa. Ah no. Estoy en mi cuarto, de hecho no me he movido de aquí pero siento que ya no estoy en el mismo lugar”.

 

Esa es la gran capacidad de Los Blenders con Mazunte 2016: hacernos viajar, contarnos una historia, sentir que estamos acompañados en los momentos de máximo encierro y soledad de la historia del siglo XXI (bueno, en los primeros 20 años del siglo).

Viajando más allá de este siglo, este sábado 10 de octubre presentan el viaje audiovisual con Mazunte 3016. Inspirados por las historias cinematográficas que en algún momento contaron Pink Floyd o Led Zeppelin, apuestan por crear la película de Mazunte 2016.

Musicalizada totalmente en vivo y para escucharlo por primera vez de principio a final. Así vivimos la experiencia Mazunte 3016:

Foto de portada por Pal SP

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🕯 Mazunte 3016 🕯

Una publicación compartida por Los Blenders (@losblenders) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Punkardxs ¡Si no han comprado su entrada para el concierto virtual de mañana.. háganlo ya! 🤘🔥🎟 #punkardos #losblenders #rock #concierto #virtualreality #playa

Una publicación compartida por Los Blenders (@losblenders) el

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último en Signos para compartir

Regresar al Inicio