SONIDOS DE IBEROAMÉRICA

El mensaje de Enjambre para los Próximos Prójimos de la Tierra

en Signos Vitales por

Como nunca antes, entramos al universo de un nuevo disco de Enjambre: Con un concierto en vivo para descubrir las entrañas de Próximos Prójimos y las emociones compartidas más allá de la pantalla.

La presencia de los sintetizadores son la entrada a una dimensión y experiencia nueva, recreando un sonido que es parte del imaginario de la ciencia ficción en diversas películas. Enjambre da la bienvenida a Próximos Prójimos con ese pasaje homónimo instrumental y fugaz primera canción para conocer el nuevo papel de cronistas, observadores de la realidad que se vive, más que nunca, por medio de una pantalla.

Reflejo de ese mensaje es “Luz en las Manos”, segunda canción con la que sorprende la banda en pleno en concierto virtual y estreno del séptimo disco de la historia que comenzaron a construir desde el 2005. Juntos, formando un círculo y cambiando la alineación de un concierto clásico, crearon una atmósfera distinta para comunicarse y ver cómo cobraba vida cada canción.

“Desconectados / Tú y yo lado a lado/ Fanatizados/ Por luz en las manos/ Juntos pero solitarios”. Esa frase de la segunda canción inédita, lanzaba una bofetada sobre la idea en que nos relacionamos desde antes de entrar a la era de pandemia. Sin embargo, la música tiene el poder de amplificar ese mensaje, cuestionarnos y llegar a una misma emoción con ese primer contacto en directo con las nuevas canciones de Enjambre. Primera crónica de los tiempos modernos.

Desde julio del 2019 dieron las señales de un nuevo disco con el lanzamiento de “Relámpago, “Secuaz”, “Siempre Tú” y “La Batalla”. En noviembre del 2019 cobraron vida en el escenario del Palacio de los Deportes y ese gran regreso de la banda a un lugar emblemático de la ciudad. Escucharlas ya siendo parte de la obra completa, cada una cobra un nuevo significado y son parte de la historia.

Las voces de Julián, Rafa y Luis Humberto Navejas se unen por momentos para darle fuerza a los coros y unirse en “La Batalla”. Angel Sánchez desde la batería llena de nuevos elementos de percusiones orgánicas a la fusión entre una batería electrónica en “Adormecido” o “Alter Ego”. Brillante y alucinante como siempre, Javier Mejía desde la guitarra daba el camino a seguir en cada canción.

“Divergencia” es un tema que cobró una dimensión distinta al revelarla desde los días de confinamiento.Nunca dejes de bailar/ Dentro de la adversidad/ Déjame verte bailar/ Déjame verte cantar”, la frase y canción con la chispa de esperanza, a pesar de los caóticos días que nos tocan vivir.

Dentro del disco cumple esa función de esperanza para los futuros prójimos que habitarán en esta tierra. Después de hacer una crítica a los falsos ídolos que seguimos, a los tiempos donde gana el ego y la desconfianza; cuando la soledad ya no es dulce, queda la reflexión de la extraña condición de nuestra realidad. ¿Eso queremos dejar a las futuras generaciones?

Al pasar esa idea por la mente, Enjambre sigue sorprendiendo con los elementos que se suman a las canciones. Recurren a la calidez que dan las guitarras acústicas y la voz de Julián Navejas a “Extraños Días de Abril”. Entre el brillo de la melodía se pierde la tristeza por perder a alguien, sin darse cuenta de la razón. “Ese fue mi debut y despedida”, mencionó Julián y parte del característico humor de los Navejas.

“El Derrumbe” es una casi continuación del sentimiento atrapado en “Extraños Días de Abril”. Es la confesión de querer regresar a esos días en los que todo era perfecto, ante la idea de una soledad que ya no es tan dulce. Sí, un guiño dentro de su propio universo y al hit que fue “Dulce Soledad”, hace 10 años con el disco Daltónico.

“Secuaz” se convierte en un clásico instantáneo de Enjambre. Conservando la esencia de ese ser que lo tiene todo y nada a la vez, protagonista de diversas canciones. Luis Humberto Navejas le da vida gracias a interpretación e intensidad que traslada a una palabra como “Secuaz”. Esa influencias de los cantantes de los 70 y 80, se reflejó totalmente en vivo.

El bloque final para presentar Próximos Prójimos llegó con “Desconfía”, “Adormecido”, “Alter Ego” y “Siempre Tú”: los males de una generación, necesarios para cambiar y no seguir cometiendo los mismos errores ¿Seremos capaces de verlos?

Algo que las une sonoramente es la presencia de secuencias, sintetizadores y batería electrónica, tintes del futuro y atmósferas un tanto oscuras que irradia el bajo. Dualidades sonoras que logran construir. Sin darnos cuenta llegamos al final del disco con “Dolores”, un canto personal y perfecta para el cierre de un ciclo. Es la canción en la que los arreglos orquestales se manifiestan.

Así encontramos la libertad que da el acto en vivo a un disco, para unos minutos después descubrir la captura eterna de esas ideas, sentimientos, crecimiento personal y musical de los cinco elementos que le dan vida a las canciones de Enjambre. Parte de un nuevo disco y séptimo ciclo de la banda de Fresnillo, Zacatecas.

El concierto Irrepetible de Enjambre cerró con seis complacencias, seis canciones que habitan en otros discos y podrían ser parte de Próximos Prójimos: “Makin’ It Back”, “Nueve”, “Enemigo”, “El Ordinario”, “Somos Ajenos” y “Rosa Náutica (Del Piso)”.

Al terminar el concierto, en plataformas digitales ya estaba disponible el disco para darle una nueva escucha. Listo para prestar atención a los detalles sonoros y emocionales que lo hacen parte de una realidad por cambiar y dejar un mejor legado a los Próximos Prójimos que llegarán a la tierra.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Enjambre Escuchas, esperamos hayan disfrutado #PróximosPrójimos como nosotros. ¡Nos vemos pronto! 📸- @zeus.lopez_

Una publicación compartida por ENJAMBRE (@enjambremx) el

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último en Signos Vitales

Regresar al Inicio