SONIDOS DE IBEROAMÉRICA

“Como me siento hoy es como se siente la canción”: Elsa y Elmar ante Cuatro Veces 10

en Al día/Signos Vitales por

Elsa y Elmar transforma y encara sentimientos con Cuatro Veces 10: seis capítulos y el crecimiento musical.

La emergencia por el COVID-19 frenó al mundo. La vida de un músico, durante los días de cuarentena en casa, cambia el ritmo. Pocas ideas son claras, pero cuando los sentimientos necesitan ser libres por medio de canciones, encuentran una vía para liberarse.

Entre el 30 de marzo y el 1º de abril no podía dormir. Tenia insomnio y en medio de ese momento imaginé toda la idea de hacer un EP. Pensé en la portada, el nombre, que se tratara sobre lo que sea que estoy sintiendo y me puse reglas para crearlo”, ese es el recuerdo de Elsa y Elmar y primer encuentro creativo con Cuatro Veces 10, la nueva colección de canciones que revela en plena cuarentena.

Vivir lejos de los suyos, pasar días en soledad y las ideas de utilizar el “tiempo libre” la hicieron pasar por diversas emociones. Desde el enojo, frustración, miedo o la incertidumbre eran parte de los pensamientos que invadían  su mente.

No sabía que hacer, pensé que no tenía nada que decir y me rehusaba a hacer música. Al mismo tiempo comencé a tomar una rutina: Me despertaba en la mañana, meditación por 20 minutos, hacía ejercicio, desayunaba, me bañaba y todo. A las tres de la tarde pensaba: ¿Ahora qué hago?

La rutina de Elsa comenzó a tomar otro ritmo. Por las mañanas terminaba con todos los pendientes en casa y por la tarde se encerraba en el cuarto que funciona como estudio y así comenzar a liberar ideas. “Solo necesitaba decir: ‘Da igual. Si hoy no funciona, mañana tengo un día exactamente igual”.

Inesperadamente, las canciones comenzaron a cobrar un sentido, experimentó y dio sus primeros pasos en la producción total. Más de siete años dedicados al proyecto, sus estudios musicales en Berklee College of Music, compartir camino y experiencias con diversos músicos y productores, le dieron las herramientas necesarias para tomar el control y transformar las emociones en sonidos e historias.

Descubrí a una productora muy intuitiva. Es algo que no me había regalado y es una virtud. Me convertí en esa persona que no creía que era y me di cuenta que mientras transmita un sentimiento eso era lo que más importaba”.

Los años que llevo trabajando son parte de estos momentos de jugar en el campo sola. La base de este EP fue encontrar el sonido que catalizara la canción. Pensaba: ¿Cómo quiero que se sienta? ¿Qué necesito para que de mí brote la canción?”.

Más que canciones, Elsa construyó una obra con seis capítulos en los que resignifica su conexión con la música, crearla y plasmar emociones que fluyen durante los días de encierro.

“qué tal que” es un reflejo de la incertidumbre y el grado de esperanza al compartir y liberar esos sentimientos que callaba. “sola con mi gata” es un momento para capturar ese día a día compartiendo casa con Gucci, su gata y la que ayuda sonorizar la atmósfera de esta canción.

“desamarte” es el tercer capítulo y momento de invocar a la nostalgia. Con el sonido particular del sintetizador deja ir recuerdos y encara al pasado.

El momento de catarsis y mayor acercamiento a su esencia musical llega al escuchar “haciendo discos”. Es uno de los pasajes más personales y en el que lanza una declaración de comenzar una nueva vida sin ataduras.

“palabras y miradaz” va a un lado más luminoso en las sonoridades con la compañía de una guitarra acústica, secuencias y encarar a la derrota. “fuerte pa volar” marca el final y la entrada a la intimidad de los sonidos y silencios que la rodean. Desde el cantar de los pájaros que ha cambiado en estos días o los sonidos de su casa cobran un nuevo sentido y vida.

 

Con esta obra conceptual, Elsa y Elmar abre una ventana para musicalizar ideas y crear lazos de empatía. Logrará hacernos compañía en días donde la música también salva y compartir uno de los trabajos del que más orgullosa se siente.

“Las canciones no existían. Hacía el esfuerzo de llegar a la esencia del sonido. Todas vienen de la aceptación de la situación y eso significó libertad creativa. Son compañía a la incertidumbre y fueron parte de la libertad. Esa resignación que yo experimenté como humano, fue la puerta”.

Aquella noche de insomnio en la que pensó en el nombre, la idea y la portada, se ve reflejada desde la primera vista. Con un trabajo artesanal y utilizando elementos que tenía en casa, como plumones para pintar en las ventanas, creó la portada. En ella refleja un portal a esos estados y vista que tenía cuando cantaba en su estudio.

“Cuando comenzó la cuarentena tenía la idea del sentido del propósito, pero no lo entendía. No sabía cómo darme esa satisfacción. Este trabajo me dio ese sentido de crear bajo mis propias reglas. Me enseñó que el propósito está después de que te preguntas dónde está. Y lo que me ha mantenido motivada”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

. 🇲🇽: 55-6651-ELSA (3572). 🌎: +52-55-6651-ELSA (3572)

Una publicación compartida por ELSAYELMAR (@elsayelmar) el

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último en Al día

Regresar al Inicio