SONIDOS DE IBEROAMÉRICA

Signos Vitales Nrmal 2020: el mejor momento para existir y resistir

en Al día/Signos Vitales por

Recordaremos la edición 2020 del Festival Nrmal como el momento para dejarnos hipnotizar y celebrar a los proyectos nacionales y latinoamericanos brillantes y ante sus mejores días.

El sábado 13 de marzo del 2010 cambió la realidad para descubrir y vivir la música en México. Ese día fue la primera edición del Festival Nrmal en Monterrey. 11 años después es capaz de seguir existiendo y resistiendo ante las malas jugadas del destino.

Un día antes canceló Flying Lotus, conocemos parte de la historia. Eso provocó que en redes, en especial en Twitter, se creara el hashtag #BelafonteALas8, al quedar ese horario libre. Diversas voces le estaban dando su respaldo a uno de los proyectos emblema del panorama musical de la ciudad. Todo gracias a la manera en que el disco Soy Piedra se convirtió en uno de los discos que impactan en la mente y emociones.

Finalmente, el Nrmal comunicó que la que se llevaría el horario de las 8 de la noche sería Juana Molina. La idea de tener dos opciones para latinoamericanas para cerrar, vivir el horario estelar que por años es para los proyectos anglo, es uno de los mayores logros de la edición 2020. 

La construcción de un público abierto ante la curaduría del festival provocó el efecto de hipnotizarnos y vivir el mejor momentos para las apuestas latinoamericanas del festival, desde la oscuridad de Fumata, el vaivén pop de Jackie Mendoza y las sonoridades de la selva amazónica de Mateo Kingman.

Desde esa primera vez en el 2010 y el paso del tiempo, Nrmal siempre apuesta por esos proyectos que en el futuro serán clave para la escena del continente.

Con una de las ediciones más brillantes para el panorama musical latinoamericano en Nrmal. Capturamos los Signos Vitales del Nrmal 2020 para recordar esta edición clave.

Fumata

Con un “Buenas Noches” de Maximo Mateo, la poderosa voz que le da vida a las historias de Fumata, nos trasladaron a esa oscuridad necesaria del día para verlos arrancar con todos los actos que nos esperaban. 

Creadores de La Perfección de la Muerte, el disco con el que entramos a la dimensión de esta súper banda, crean un sonido pesado digno de los grandes representes de la escena sludge metal internacional.

La experiencia y ser cómplices de escena desde sus diversos proyectos (Terror Cósmico, Vinnum Sabbathi, Apocalipsis o El Ahorcado), la demuestran al tomar el control del escenario. Cada uno concentrado y dejando cada pensamiento de sus manos a los instrumentos.   

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Signos FM (@_signosfm) el

Jackie Mendoza

Las ondas pop por las que nos llevó Jackie Mendoza provocaron reacciones en las que el cuerpo solo se dejó llevar. Jackie frente al escenario, con ayuda de sintetizadores, programación, voz y ukelele, crea un pop que va por un sonido dream a bases de sonoridades urbanas.

Con un elegante traje negro de látex y ligas de colores que salen de él, plataformas abrumadores blancas y lentes que combinaban perfecto, atrapa con la identidad visual por la que al imaginario del arte de cada sencillo que ha revelado.

Perfecta para los primeros minutos del festival y explorar por la diversidad sonora del día. Al ver a BEA1991 y a Jackie en el mismo escenario pensamos en el gran futuro del pop y la ruptura de barreras ante esa palabra (ya era hora).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Signos FM (@_signosfm) el

Belafonte Sensacional

Lo mejor de #BelafonteSensacionalALa145 es que todos aquellos que querían verlos a las ocho de la noche llegaron desde las primeras horas del festival. No eran dos, ni tres, era un chingo de banda que fue convocada para el destroy.

Más que una banda, Belafonte Sensacional es un colectivo de amistad, que afortunadamente están juntos gracias a un disco como Soy Piedra. El faro detrás de esa unión llegó para darle una atmósfera distinta al momento en vivo: Hugo Quezada, productor del disco y uno de los exploradores sonoros de la ciudad. Solo en Nrmal podía pasar esto.

Apenas iba una canción y lanzaron la segunda sorpresa: “No Bailes de Caballito”, el clásico que habita en el imaginario popular gracias a Mi Banda El Mexicano. Ahora en el alucinante mundo Belafonte.

“Resistol” era un casi himno dedicado al festival, que después de todo pasaba por un momento de verdadera resistencia ante todo. “Sácate a la Carretera” es el momento perfecto para viajar con todos. La energía que se desprende desde el escenario para llegar a un lugar distinto (tan distinto como Israel, en medio del slam natural que provoca la canción) sin duda transforma a la canción en una que quieres compartir, no importa el escenario o lugar en el que suene.

Sin duda, uno de los actos memorables dentro de las ediciones del Nrmal. Dan ganas de ver a Belafonte Sensacional en los escenarios tal y como lo lograron The Sea and Cake.   

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Signos FM (@_signosfm) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Signos FM (@_signosfm) el

Mateo Kingman

El contexto natural donde creció Mateo Kingman lo recrea a través de sonoridades y las historias del imaginario de la selva Amazónica. En el escenario vive los días con el disco Astro un portal por diversos ritmos y pasajes que se trasladan a la energía de sus set.

Desde “Tejidos” o “Lúmina” y el puente para conectar con “Sendero del Monte”, canción que dedica siempre a sus raíces. Andrés Benavides en la batería y Miguel Angel Espinosa en los teclados y sintetizadores, le ayudan a construir todas las atmósferas de sus canciones.

Mateo llenando de baile el escenario, traslada esas vibras y creó una pista de baile en la que todos disfrutamos y sentimos libertad.

Abrió la pista para el atasque que llegaría en el horario de BYETONE.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Signos FM (@_signosfm) el

Juana Molina

Vivir un acto en directo de Juana Molina resulta hipnótico. Dejarse llevar por los loops totalmente en vivo y la manera en que entiende la música. Por una hora quedamos atrapados en el tiempo que mandaba la compositora argentina, el minuto cero lo marcó “Un Día” y la sentencia de “Un día voy a ser otra distinta / Voy a hacer cosas que no hice jamás”. Nos dio voz para comenzar a creer que todos podemos ser algo distinto, aunque sea solo lo que duraba el Nrmal. O pensar en cambios colectivos favorables para todos. Fugaz pensamiento de utopía.

Regresando en el tiempo al momento en que descubrimos “Eras” fue la elegida como la segunda canción para reconectar con el público mexicano que ya tuvo la fortuna de verla en vivo y todos aquellos que imaginaban el momento.

La complicidad con sus músicos (el factor clave de cada proyecto por el que apuesta Nrmal) Odín Shartz en sintetizadores, guitarra y más loops, con Pablo González en la batería y programación se puede palpar. Sonrisas y miradas son las señales para saber en qué momento alterar el tiempo.

En medio del loop, Juana Molina decidió mostrar la dualidad del presente con “Paraguaya” del disco Cosoco y “Paraguaya Punk” del EP que hizo ForFun. El final se acercaba con canciones de WED 21.

“Un Día” una de las hipnoticas piezas cerraron el loop y viaje en el tiempo que nos llevó hasta el disco hasta ese disco clave en la carrera de una de las experimentadoras latinoamericanas del sonido y los hechizos en forma de historias. Historias que solo son parte del imaginario de Juana Molina.

Lo mejor del festival: ver a Juana Molina bailando al poderoso ritmo de de Bush Tetras y ver a las comandantes de Bush Tetras hipnotizadas al ver a Juana. Solo en Nrmal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Signos FM (@_signosfm) el

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último en Al día

Regresar al Inicio