SONIDOS DE IBEROAMÉRICA

Amar de diferentes maneras: El camino de Julieta Venegas para regresar a la ciudad

en Al día/Signos Vitales por

Cada canción que eligió Julieta Venegas para regresar a tocar a la ciudad, tenía una razón de existir y ser parte de una de las noches más especiales para ella y sus escuchas.

Tres años puede representar una eternidad o un suspiro en el paso del tiempo. Todo depende de la persona que siente ese pasar de los años.

Para Julieta Venegas y la decisión de buscar nuevos caminos, la llevó a reencontrarse con las ideas para seguir creando música. Por momentos pensó que esto ya no era para ella, pero estar en el escenario del Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, la hacen creer que en realidad compartir canciones y darle voz a los demás es parte natural de su andar.

“Nació para hacer esto”. Es una idea que confirmamos al ver su sonrisa en el escenario desde el instante uno. Con un terso vestido rojo, llega al piano y comienza con los primeras notas de una versión especial de “Ilusión”, aquella canción que conocimos en su Unplugged.

La parte más orgánica de aquella sesión fue la esencia del primer concierto de Julieta Venegas en la Ciudad de México, tras aquella presentación fugaz en el Vive Latino del 2017 o su último paso por el Teatro Metropolitan en el 2016. Para aquellos que han dejado que la vida de la compositora tijuanense sea parte importante, el periodo del tiempo seguramente parecía una eternidad. Afortunadamente, esa eternidad tenía una fecha límite: el viernes 14 de febrero del 2020.

“Les quiero contar un poquito del show y lo que tengo preparado. Hay muchas canciones que van a conocer, algunas no porque son nuevas… Hay algunas que no son tan conocidas, pero que quiero mucho. Es una felicidad estar aquí. Gracias”, fueron las primeras palabras de Julieta. La invitación perfecta para dejarnos llevar por cada una de las canciones que eligió para uno de los shows más íntimos que ha dado y parte de la gira mexicana.

Julieta plasma en sus canciones diversas maneras en que se manifiesta el amor y esa noche era una manera de celebrar a esas emociones encapsuladas. “Amores Platónicos”, “Ya Conocerán” y “Forma” son tres canciones que muestran tres diferentes estados: el del idilio, la caída al vacío y esa necesidad por compartir parte de lo que eres con alguien. Sí, “Forma” fue la primera canción inédita que compartió.

Viajando en el tiempo, recordó el día en que en un restaurante escucho ese track del disco Clics Modernos de Charly García, que removió sus emociones y manera de ver la música: “Ojos de Videotape”. Después de compartir instantes con uno de los genios musicales de Latinoamérica y vivir en Buenos Aires, cobra un sentido distinto la elección de esta canción para ser parte del set de la noche.

El piano descansó por un momento y dio paso al cuatro y voz de Julieta. La herencia de la música tradicional mexicana y las letras de José Alfredo Jimenez o Juan Gabriel inspiraron este momento de la noche: Con un cover a “Canta, canta, canta” y su nueva visión de estas canciones al cantar las líneas: “Si tú no supiste querer. Yo me voy a querer”. Frase de su futura canción “Despechada Mexicana”.

Era el momento de tomar la guitarra y dejar que sus palabras nos ayudarán a entender parte de nuestra realidad. Lanzó el llamado para crear comunidad ante el complejo panorama que vivimos y soltó las canciones perfectas: “Debajo de mi Lengua”, “Una Respuesta” y “Canciones de Amor”.

Con “Oleada”, “Ese Camino”, “Casa Abandonada” y su fiel acordeón compartió como esos temas la hacen sentir en casa, recordar lo necesario que es recurrir a la inocencia de la infancia y el reencuentro con esos primeros temas que compartía.

Era el momento de regresar al piano y descubrir las intenciones de Julieta por escribir poesía. Sí, descubrió que no se parece en nada a escribir una canción y mejor tomó la decisión de musicalizar y darle una nueva vida al poema “Sola” de la poeta Idea Vilariño. Para la lectura del poema invitó al escenario a Pablo Braun, mientras ella tocaba el piano y cantaba las líneas de “Sola”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Signos FM (@_signosfm) el

Una de las canciones más conmovedoras de la noche fue el estreno de “Déjenla Dormir”, una canción inspirada en el movimiento feminista de Latinoamérica, la libertad y el derecho a reconstruirnos cuando más lo necesitemos. La idea de una revolución y no dar ni un paso atrás es el mensaje vital que compartió.

Para sumar a más voces a su concierto invitó a Ensamble Allaire para cantar con ella “Revolución” y “Andar Conmigo”. Una perfecta unión de voces, piano y su acordeón.

Solidaria ante las emociones de los demás, creó una canción para un amigo que sufría a la distancia: “Si Hay Palabras”. Aunque era nueva logró que la cantáramos con ella y primero nos enseñó el coro: “Si hay palabras para sobrevivir”. Con “Un Movimiento” le da voz a las mujeres y el cambio para pensar todos en comunidad.

A través de una canción como “Mis Muertos” y “Seguiré Viva” reveló parte del momento que vive con el disco La Enamorada.

“Lento”, “Eres Para Mí” y “Me Voy” eran las canciones para llegar al casi final de una noche en la que Julieta Venegas reveló el significado de cada canción y lo importante que fue en el momento.

Para cerrar con dos temas clave y emocionales, todo cerró con “De Mis Pasos” y “Limón y Sal”. Con una sonrisa y agradecimiento por una de las noches más especiales de su paso en la ciudad, Julieta Venegas nos llevó por un gran recorrido para entender el amor y sus diversos caminos. 

Y sí, al fin Julieta compartió escenario con Belafonte Sensacional, una de las mentes con las palabras indicadas para describir la realidad de la ciudad y el sentir de la incertidumbre ante el futuro.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último en Al día

Regresar al Inicio