TOP

Los Signos Vitales del Vive Latino 2018 – Día 2

Compartimos una de las ediciones más significativas en la historia del Vive Latino. Para recordarla, hacemos un recorrido por los momentos perfectos para celebrar a la música iberoamericana.

Era el principio del final. Era el último día del #VL18, para comenzar a imaginar la celebración por las 20 ediciones, en marzo del 2019. Aún quedaban cientos de emociones por vivir, en un festival que cobra sentido en cada paso, grito, lágrima o sonrisa se desprende arriba y abajo del escenario.

Quedaban 12 horas más por viajar en el presente, pasado y futuro de la música iberoamericana y cada quien dictaba su andar. Desde aferrarte a la valla del escenario principal para ese primer o segundo encuentro con Gorillaz, celebrar a una escena al comenzar ese combo de hip hop en el Escenario AT&T o dejarte sorprender por la diversidad sonora de la Carpa Intolerante.

¿Cómo viviste el último día del Vive Latino? Acá compartimos algunos de nuestros recuerdos para no olvidar esos Signos Vitales del 18 de marzo en el Vive Latino.

 Tito Fuentes

Por más que lo intentaste, no calculaste bien el tiempo y tampoco esperabas que cientos de fanáticos de Gorillaz llegarían tan temprano para aferrarse a la valla del escenario principal.

Los filtros de revisión retrasaron todo y no quedó más que correr para alcanzar los últimos minutos de una de las primeras presentaciones de El Ocaso, el primer disco solista de Tito Fuentes.

Al menos a lo lejos alcanzas a escuchar “Nos Quieren (Apañar)” y llegas a la última canción “Yes to No”, con la cual descubres la flamante Orquesta del Ocaso que reunió: Anita Alvarez de Toledo en los coros, Carla Sariñana (Ruido Rosa) en el Bajo, Jesus Herrera en la guitarra y hasta Dan Zlotnik en la sección de metales y el productor Milo Froideval.

Tito Fuentes dominaba el escenario y encaraba a la perfección a los escuchas que llegaron temprano para verlo. Una noche antes cerraba el escenario principal del festival y ahora le tocaba abrir en la Carpa Doritos Bunker. Dos experiencias que solo un músico como Tito puede experimentar tras arriesgarse a comenzar desde cero con un nuevo disco solista.

Hay Un Nosotros

Dos de los músicos que estaban en la Carpa se desplazaron al escenario de al lado: Milo Froideval y Dan Zlotnik porque son parte del colectivo de voces y músicos Hay Un Nosotros.

Ely Guerra, Fernando Rivera Calderón, Jaime López Alfonso André, Cecilia Toussaint, Juan López de Odisseo, Antonio Tranquilino, Edi Kistler , Pascual Reyes, Alex Otaola,

Denise Gutiérrez, Centavrvs, Alonso Arreola, Mardonio Carballo y más músicos crearon canciones para devolver esa esperanza y tranquilidad que tanto se necesita tras los sismos de septiembre en México.

Apunto de cumplirse los seis meses del desastre que cambió vidas y conciencias, el festival no fue ajeno a la situación y dedicó unos minutos para recordar que la ayuda sigue siendo necesaria.

A través de la música se revivió ese sentimiento de solidaridad y empatía. “Grita el Silencio”, “Hombro con Hombro” en voz de Jaime López y “Acción y Gloria” en voz de Ely Guerra, sorprendieron en vivo por el mensaje y la entrega que cada músico le dio a la canción. Lograron conmover a todos los que se dieron cita para ver ese momento.

Fue un gran momento para recordar lo vulnerable y fuerte que es la ciudadanía. No olvidar que aún hay gente que necesita ayuda, también fue uno de los mensajes que se escucharon en el escenario.

 Sorpresas Momentos Indio

Después de esa descarga emocional, era un buen momento del día para recorrer desde el Tianguis de El Chopo o la zona de merch y apoyar al talento local o tu banda favorita comprando una playera o cualquier objeto que funcione como recuerdo.

Entre ese paseo, el escenario de Momentos Indio comenzaba a llenarse de curiosos que estaban por llevarse una gran sorpresa. Al escenario subieron Centavrvs quienes serían la banda base y encargados de reversionar cuatro temas.

El primero fue “Sexy” de Los Amigos Invisibles y Julio Briceño se subió con ellos para cantarla. La siguiente voz invitada fue la de Luis Humberto Navejas para interpretar uno de los grandes éxitos de 1968: “Mi Gran Noche” de Raphael.

La siguiente sorpresa y que nadie veía venir hasta que comenzaron los primeros sonidos de “1977”, fue ver la fuerza y poder de las rimas de Anita Tijoux. Para cerrar el set con la energía del baile, Centavrvs y Rubén Albarrán le dieron vida a un clásico latinoamericano: “El Carnavalito”. Para no romper con una tradición que está por cumplir más de seis años.

 Para cerrar con los grandes momentos, unieron a dos generaciones del hip hop latinoamericano: Lng/ SHT con Fermín IV tirando todo con “Comprendes, Mendes?”, Charles Ans y Dante Spinetta hicieron “Abarajame” y The Guadaloops con Pato Machete “Si señor”. El hip hop en su máximo esplendor en el festival.

 El David Aguilar

La sensibilidad e historias de El David Aguilar invadían a cada escucha que cantaba con él o lanzaba una sonrisa por verlo en un escenario tan especial. Además armó una gran banda para la ocasión:

Silvana Estrada en los coros, Carla Rivarola en la guitarra, Carmen Ruíz en el teclado y acordeón, Ulises Hadjis en sintetizadores, Daniel Me Estas Matando en la batería y Raúl Castaños en el bajo. Cada uno fue importante para darle magia en el escenario.

Silbar junto a El David Aguilar o hacernos cantar “Desordenada Canción La”, fueron las grandes conquistas de su primera vez en el Vive Latino. Para casi cerrar una memorable participación, invitó a Natalia Lafourcade para cantar la canción que presentaron como su hija: “Danza de Gardenias”. Sus sonrisas y el abrazo al finalizar, transmitió la felicidad del momento que vivieron.

 

San Pascualito Rey

Ese era el día y el escenario en que arrancó el festejo por los 18 años de vida que cumple San Pascualito Rey. Son una banda que ha crecido con el festival y han recorrido todos sus escenarios. Ahora llegaban con música nueva, resultado de un Todo Nos Trajo Hasta Hoy.

Pascual no dejó de compartir la velocidad del tiempo: desde recordar los 18 años que están por cumplir o al hacernos sentir viejos contando los años que cumplen las del Sufro Sufro Sufro (Sí, quince años). No hay un solo momento en que él canté solo, siempre hay más de una voz para acompañarlo.

Y en el escenario, Chema Arreola se presentaba por primera vez (en el escenario del Vive Latino) con ellos. Es también representa un cambio significativo en la historia de la banda con el festival. Y como un detalle para hacer especial cada canción, sumaron a una sección de metales.

 Elsa y Elmar

Después de ese primer encuentro con la música de Elsa y Elmar con el disco Rey, esta vez regresaba al escenario del Vive Latino para cautivarnos con su voz e historias y un tema inédito.

Nos hizo cantar con “Decir Que No”, un cover a “Todavía” de La Factoría, que removió recuerdos y hastaun fragmento de “Atrévete- te- te” de Calle 13, en compañía de Alex Ferreira.

Y para cerrar su show tenía que hacerlo con su as bajo la manga: “Culpa, Tengo”, ese tema que al compartirlo nos dejaba imaginar con el futuro de Elsa, un próximo disco o EP y esa energía que transmite a través de la canción y la peculiar historia que canta. “¿Yo qué culpa tengo? / Si ahora quieres fuego / Te dejo con tu incendio”.

 

Los Pericos

Vivir una vez más a Los Pericos es garantía de una invasión de recuerdos. Todos aquellos que se han sumado a lo largo de sus 30 años de historia, disfrutaron de un set lleno de los mejores himnos de la banda. La sorpresa que muchos esperaban llegó con “Anónimos” en colaboración con Carla Morrison.

Hace unos meses lanzaron 3000 Vivos, y aunque es una especial muestra de lo que viven en el escenario, nada se compara con lo que hicieron en el escenario principal del Vive Latino.

 

La Vela Puerca

El vínculo entre La Vela Puerca y el público del Vive Latino crea una magia única. Parece que nunca salieron de casa y desde el circulo de slam que se creó en medio de la carpa, explotó la energía de un público que los recibe eufórico y dispuesto a cantar cada una de sus canciones hasta quedarse sin voz.

Celebrar más de 20 años de música llegó a su punto máximo cuando todos corearon “Llenos de Magia” y “El Viejo”. Un chico se decidió a pararse sobre los hombros de su amigo para que los “Sebastianes” lo miraran.

Banderas ondenando como si estuviéramos en Montevideo, se manifestaban. Fue un gran regreso de cada músico de La Vela y de cada escucha que dejó su alma viendo a sus uruguayos favoritos.

 

La Lupita

La hora perfecta, el público perfecto y las canciones perfectas para una participación más de La Lupita en el festival. Hace 20 años fueron los primeros en tocar en uno de los escenarios de su primera edición. Ahora cerrarían la tarde en el escenario AT&T. Clásico tras clásico nadie dejó de corear junto a Héctor Quijada: “Me Cae”, “Gavilán o Paloma” o “Supersónico”

 

Sabino

El Sab Hop y la sátira en cada rima de Sabino, al fin se manifestaban en el festival. Acompañado Desde “Me Puse Pedo”, “Vaquerer” y la presencia de “Los Raros de la Clase”. Sí lo que muchos esperaban sucedió: Lng/SHT acompañó a Sabino en el escenario. El Sab Hop llegó a nuevo oídos y ese fue el mayor triunfo de la tarde.

La “nueva escuela” y una declaración de lo que Sabino ha conseguido a lo largo de los años, fue lo que dejó claro en solo 40 minutos. Todos se quedaron con ganas de más y esperanza de verlo pronto, una vez más.

 

 La Banda Bastón

La presentación de La Banda Bastón representaba la celebración de una escena que a lo largo de los años se fortalece y crece en la CDMX. Era necesario tener a Muelas de Gallo y Dr. Zupremme para unir a más voces con “Solo Como Amigos”, canción en la que invitaron a McKlopedia. La canción en la que muchos se arriesgaron a seguir esa corazonada y el coro que canta el venezolano.

Después de unir varias voces entre el público y el escenario, era necesario dar una bofetada de realidad con “Barriobajeros” e invitaron a Yoga Fire y Alemán. “Luces Fantasma”, la canción que le da nombre a su disco, cobró una nueva vida en voz de Denise Gutiérrez y demostrando la manera en que se renuevan para dar lo mejor.

Mala Rodríguez

La Mala Rodríguez dio una cátedra de cómo utilizar la palabra y sensualidad como poderosas armas sobre las tarimas. Su discurso siempre ha sido claro al denunciar situaciones y narrar historias que llegan directo a los sentimientos.

Residente

Mientras un gran triunfo se daba a espaldas del escenario principal, Residente tomaba la explanada del Foro Sol para mostrarnos a qué suena su ADN. Su gira comenzó hace unos meses en el Auditorio Nacional y al fin llegaba a uno de los escenarios más importantes para Iberoamérica.

Era inevitable que la euforia del público se desbordara al escuchar las canciones que creó con Calle 13. Suerte con la que no corrieron del todo las canciones de su proyecto solista.

Lo que algo era claro era el mensaje de unidad y de resistencia necesaria en esta ciudad, México y Latinoamérica. En otro punto del festival, unas leyendas (con las que no sería lo mismo imaginar lo que ahora hace Residente) estaban tocando en la Carpa Intolerante.

 Los Jaivas

Seríamos testigos de 55 años de historia. Los Jaivas dictaron un camino para comprender la música en Chile y en Latinoamérica, que ahora se convierte en un legado para todas las generaciones que están por vernir.

Tomar la identidad sonora andina y sumarle destellos de psicodelia o progresivo provocó crear otros universos musicales. En eso radicaba la importancia de tomarse unos instantes de la existencia para vivir a Los Jaivas.

Claudio Parra y compañía nos invitaban a explorar las “Alturas de Macchu Picchu” o decirle a quien estaba a nuestro lado “Sube a nacer conmigo hermano”. Entre el público, muchos chilenos que extrañan casa, se sintieron en ella. Conectaron una vez más con esas canciones que crecieron escuchando.

Mario Mutis, Juanita Parra, Carlos Cabezas, Francisco Bosco y Alan Reale disfrutaron al máximo el momento y en cada momento que podían lo compartían a través de sonrisas y palabras.

Mientras Residente le daba voz a una canción como “Latinoamérica”, Los Jaivas ejecutaban a la perfección “Sube a nacer conmigo”. La unidad latinoamericana en voz y musicalidad cobró fuerza en un instante a través de dos canciones importantes para su historia.

 Fito Páez

Después de cuatro años, Fito Páez regresó al escenario del Vive Latino. La fuerza de “El Amor después del Amor” comenzó con todo. Entre la oscuridad en lo primeros minutos todo explotó con la voz de Fito acompañado por Anita Alvarez de Toledo.

Ese fue el primer puente para unir “Tu Vida, Mi Vida”, una de las nuevas canciones del disco La Ciudad Liberada y que recuerda a todas esas etapas del músico de Rosario.

Con un set para hacernos recordar grandes de sus momentos, se dio el tiempo de lanzar un mensaje para construir las ciudades que queremos con “La Ciudad Liberada” y “Ciudad de Pobres Corazones”.

Lo que muchos sabían que era posible sucedió: al sonar “Brillante sobre el Mic”, Fito pidió que se fueran todas las luces, para que lo único que lo iluminara fueran las luces de los celulares de sus escuchas (algunos sacaron la idea romántica de levantar un encendedor).

El cierre perfecto para una hora del poder sonoro Fito Páez llegó con “A Rodar mi Vida” y “Mariposa Tecknicolor”. Fue el momento en que agradeció el amor que siempre le da el festival y pedir un fuerte aplauso para la despedida de su bajista Mariano Otero en su último concierto.

 

Sierra León

Un sueño se hacía realidad: al fin era el turno de ver el poder en vivo de Sierra León en uno de los festivales más importantes. Para tal ocasión, Manuel, Juan, Mario, Kenji y Senji dieron todo en el escenario.

En la Carpa Intolerante montaron la atmósfera perfecta entre la iluminación y los visuales para sumergirnos en su mundo, uno en el que estábamos por descubrir las canciones que darán inicio a una nueva etapa para la banda. Desde “Lucía”, “Vértigo”, “Lacerado” y una nueva canción, se sumaron a un set vibrante y emociónate.

Aunque tenían un horario complicado (en el escenario principal estaban QOTSA y las personas que apartaban un lugar para Gorillaz, más Fito Páez terminando su set en el Escena Indio), aquellos que se dieron la oportunidad de vivir Sierra León quedaron conquistados por su entrega en cada momento. Sin duda fue uno de los grandes momentos de esta edición.

Vetusta Morla

El arranque del ciclo en vivo del disco Mismo Sitio, Distinto Lugar de Vetusta Morla encontró un hogar en Latinoamérica. Uno de esos primeros escenarios donde recordaremos que escuchamos en vivo las nuevas canciones de los madrileños será el del Vive Latino (el primer festival de este nuevo disco).

Desde su primera presentación en el 2009, han crecido a lo largo de sus escenarios, ahora estaban a unos minutos de cerrar el escenario Escena Indio. Para los 60 minutos de su set eligieron esas canciones para vibrar con ellos. El hilo conductor eran las nuevas canciones, complementándose con las otras historias que han cautivado a sus escuchas mexicanos.

“Deséame Suerte”, “El Discurso del Rey” y “Palmeras en La Mancha” sonaron a la perfección tal y como suenan en el disco. Mientras transcurría el tiempo nos hicieron cantar con ellos a través de “Maldita Dulzura”, “Golpe Maestro”, “La Deriva” o “Valiente” para casi cerrar su cuarta participación en el festival.

Con la promesa de regresar pronto por la felicidad que experimentaron y esa conexión que tiene con el público de la Ciudad de México, cerraron con esa primera canción con la que conocimos este nuevo ciclo: “Te lo Digo a Ti”.