TOP

¿Qué hacías hace 11 años? Tal vez escuchaste por primera vez este disco

El 4 de abril del 2006, Gustavo Cerati reveló los 13 temas del disco Ahí Vamos y comenzaba una nuevo ciclo musical.

¿Qué hacías hace 11 años? Mientras te hicimos viajar por tus recuerdos, en 2006 Gustavo Cerati lanzó el disco Ahí Vamos en un 4 de abril como hoy. Nadie lo sabía en ese momento, pero estábamos por escuchar el penúltimo disco del músico argentino. 13 temas inéditos lo hicieron regresar después de conocer una etapa de experimentación musical que había tenido con Siempre es Hoy y 11 Episodios Sinfónicos.

El desafío de grabar un disco representa emoción y temor por comenzar con algo nuevo. Estos factores determinan sonidos que no estaban planeados o concluir las letras del disco mientras estaba en el estudio. Eso narró Gustavo Cerati en el breve registro documental que muestra el proceso de creación de Ahí Vamos. Hace 11 años se concretaban, de manera sonora y lírica, canciones que nos emocionan por la ejecución y combinación principal entre guitarras, bajo, batería y su voz. De cierta manera, se reencontró con el característico sonido de los principios de su carrera.

Para el disco se rodeó de grandes colaboradores, desde Tweety González en la producción del disco, Richard Coleman en las guitarras, Fernando Samalea, Capri y la colaboración especial de su hijo Benito en la creación de la letra para “Adiós”. Durante el ciclo de vida del disco fuimos testigos del regreso de Soda Stereo en el 2007, una década después de tomar la decisión de tomar rumbos distintos. Y por si fuera poco, la gira para Ahí Vamos lo llevó por Argentina, México, Colombia, Chile, España e Inglaterra.

Los sencillos que Gustavo eligió para mostrar una de las tantas caras sonoras y emocionales del disco fueron “Crimen”, “La Excepción”, “Adiós”, “Lago en el Cielo” y “Me Quedo Aquí”. Así, en ese orden. Cada uno tiene su lado visual y son complementos de cada historia que nos contaba Cerati. Algunos videos están por cumplir nueve, 10 y 11 años desde la primera vez que fueron vistos.

Celebrando los 11 años  del Ahí Vamos viajemos por las historias que hay en los videos que acompañan a los sencillos del disco:

Crimen (2006)

Este fue el primer sencillo del disco y el video cuenta una historia inspirada en las películas policiales del cine negro. Parte de esa idea fue por gracias a la dirección de Joaquín Cambre (quien también trabajó con Gustavo para los videos de “La Excepción” y “Adiós”). “Todo podía terminar terriblemente mal, pero este caso había que resolverlo”, narra Cerati, convertido en un detective que investiga y persigue a una misteriosa mujer. El final probablemente es conocido por todos, pero si lo volvemos a revivir invade cierto sentimiento de nostalgia al verlo caer.

 

 

 

La Excepción (2006)

El video de “La Excepción” representaba un viaje visual que nos remite a la portada del disco. Gustavo Cerati toca la canción y eso nos daba una idea de lo que podríamos esperar en algún concierto de la gira. El disco sirvió para que se reencontrara con el músico Richard Coleman, colaborador en canciones de Soda Stereo.

 

 

Adiós (2006)

“Separarse de la especie por algo superior, no es soberbia, es amor. Poder decir adiós es crecer”. Sin planearlo, Gustavo Cerati y Benito crearon una de las mejores frases para despedirse. El video narra dos historias, que al final nos hacen pensar en esa pareja que nunca pudo ser. Para el último minuto del audiovisual Gustavo Cerati mira fijamente a la cámara para decir un adiós.

 

 

Lago en el Cielo (2007)

En junio de 2007, Gustavo Cerati lanzó una convocatoria para que el público se encargara de crear el video de esta canción. Material llegó de todos lados: Alemania, Chile, España, Inglaterra, México y, por supuesto, Argentina. El director Andrés Fogwill seleccionó los fragmentos que ilustran la idea alrededor de cuatro palabras: Lago en el cielo.

 

 

Me quedo Aquí (2008)

En 2008 se cerraba el ciclo de vida del disco Ahí Vamos para darle paso a Fuerza Natural. Antes nos dejó unos de sus últimos videos. Él está sentado en una amplia silla, de nueva cuenta cantándonos: “Pero en mi corazón todavía queda tanto por decir. No me voy… me quedó aquí”. Para siempre, o hasta que el internet, los soportes digitales o nuestros recuerdos lo permitan, tendremos esa captura de la pacífica imagen de Gustavo Adrián Cerati.