Sociedad del Miedo: la visión de Los Viejos sobre los tiempos modernos

en Entrevistas por

Después de cuatro años sin música nueva de Los Viejos, en 2016 lanzaron Sociedad del Miedo y tuvieron un gran año. Platicamos con ellos para que compartieran sus sabios consejos de viejos rancios y del día en que Bill Stevenson de The Descendents se convirtió en un sospechoso escucha de su música.

Solo existen cuatro años de distancia  entre Quebrantahuesos y Sociedad del Miedo, los dos discos que conocemos de Los Viejos, hasta ahora. Los dos comparten el mismo poder musical que solo el Viejo Jacobo y el Viejo Eustaquio pueden imprimirle a través de la esencia del punk y thrash que corre por sus venas. La gran diferencia es el cambio de humor en sus letras. Entre los gritos que caracterizan al Quebrantahuesos existe cierta burla a la vejez y los males que llegan en esa etapa de la vida. Con Sociedad del Miedo, los gritos de Jacobo se pierden entre la velocidad, pero están ahí sumándose al golpe en la cara que trata de hacerte reaccionar ante la realidad que tenemos de frente.

A través de Sociedad del Miedo, disco que lanzaron en abril del 2016, Los Viejos lanzan una crítica necesaria ante los tiempos que vivimos, en lo que importa más la vida virtual que el contacto humano real. “Seremos mostrados en datos de historia… De una nueva especie” grita el Viejo Jacobo en la canción “Homo estupidus”, pero antes de que pase eso, transportaron el mensaje a sus presentaciones en vivo, gracias a los visuales creados por Yurex Omazkin y Esteban Azuela.

Dos de las presentaciones más importantes del 2016 para Los Viejos fueron el Vive Latino y Rock al Parque. En el Vive Latino por primera vez sonaban en vivo las canciones de Sociedad del Miedo y como parte del discurso en el que importa más el contacto físico que grabar todo el concierto, convocaron a una guerra de almohadas. Muchos soltaron sus celulares para comenzar a golpearse y darle vida al slam; ese fue el mayor triunfo de Los Viejos. En Colombia, se presentaron en el Escenario Plaza de Rock al Parque y ante un mosh pit con más de mil personas, uno de los más grandes que han visto en su carrera.

Aunque no tenían material nuevo, Eustaquio y Jacobo hicieron extensas giras por algunos punto de México y Latinomérica. Las fechas las conseguían ellos o se sumaban al viaje con bandas amigas, pero el trabajo fue constante. Los aprendizajes que quedan al concluir un años más son varios y por ello, le pedimos a Los Viejos que compartieran con Signos algunos de ellos:

“Como consejo siempre necesitarás conocer gente. Alguien que está de visita en Colombia y conoce un bar donde puedas tocar, no lo puedes dejar pasar, así tan a la ligera. Antes que eso, deben seguir haciéndolo real y honesto, que la música se mantenga. Las personas que están en el cuarto de ensayo se la deben pasar chido mientras están tocando. Eso se transmite al público cuando estás en el escenario”. Comentó la voz de Jacobo detrás de la máscara de viejo rancio.

Eustaquio agregó: “No hay secretos para ser exitosos, pero que importa es pasarla bien mientras tocas la música que te gusta… Ahora mucho del trabajo para las bandas es estar al tanto de las redes, revisar mails, pensar en la merch, todo lo que es extra a la música porque si no se van las oportunidades. Y sobre todo responderle a la gente que te apoya”.

En la charla con Los Viejos surgió una anécdota del día en que Bill Stevenson de The Descendents vio una de sus presentaciones en el SXSW de Austin, Texas:

“Estábamos tocando y a un lado del escenario había una persona viéndonos. Parecía un personaje peligroso. No lo reconocíamos porque con las máscaras que teníamos no vemos casi nada. Observaba todo el escenario, desde los pedales, todo. En la pausa de una rola se acercó y nos dio dos shots. Hasta ese momento lo reconocimos y supimos que no era peligroso. Al final nos lo presentó un amigo que vive allá en Austin. Bill Stevenson nos dijo que le encantó nuestra música, preguntó de dónde éramos, qué estábamos haciendo ahí y por los planes de la banda. Le gustó mucho. Es un buen tipo”.

El encuentro con uno de sus héroes musicales pasó hace casi dos años, pero imaginando que Bill Stevenson escuchara el material nuevo de Los Viejos, le volaría la cabeza el último track de Sociedad del Miedo: “Modern Society TM”. Eustaquio y Jacobo musicalizan un discurso del filósofo y psiconauta Terence McKenna, en el cual hace una llamado para regresar al reinado de los sentimientos, de sentir, estar en contacto físico y real con alguien más. Un llamado para dejar de lado la vida virtual.

Las 10 canciones que integran uno de los mejores discos del 2016, están bajo la influencia de la idea del reto que significa vivir en esta realidad. Los Viejos lanzan la consigna “Ser real sin miedo, esa es tu batalla” ¿Qué haremos para enfrentarla? Tal vez en 2017 tendremos una respuesta.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último en Entrevistas

Regresar al Inicio